Home Aragón Cabezo de Alcalá y las guerras sertorianas
Cabezo de Alcalá y las guerras sertorianas

Cabezo de Alcalá y las guerras sertorianas

0
2

Quizá fue la ciudad celtíbera de Sedeisken. Lo que sí es seguro que Roma la conquistó y la dotó de urbanismo y murallas. Hoy es un yacimiento de obligada visita en Teruel

En la provincia de Teruel, si el viajero toma la carretera de Alcañiz (N-211) para llegar a la localidad de Azaila, encontrará el poblado ibero-romano de Cabezo de Alcalá. Un conjunto arqueológico que, bajo yacimiento estrella de la Ruta de los Íberos del Bajo Aragón, presenta un urbanismo sobre todo romano.

Pero antes de su romanización, que llegó sobre el 218 a.C., Cabezo de Alcalá fue una ciudad celtíbera. Algunos identifican el poblado con Sedeisken, la capital de los sedetanos. otros sitúan aquí la ceca de Belikiom. Antes (siglo IX a.C.), al parecer, la acrópolis estuvo habitada por celtas de la cultura de los campos de urnas.

Fue ocupada desde el año 550 antes de Cristo hasta que resultó destruida durante las guerras Sertorianas (82-72 a.C.) Bastión del bando sertoriano, fue asediada y arrasada por las tropas de Pompeyo tras rellenar el foso que defendía la ciudad y derribar los muros con sus potentes máquinas de asedio.

yacimiento_teruel
Visitar el yacimiento de la provincia de Teruel cuesta tres euros.

Las excavaciones arqueológicas han ido descubriendo desde el año 1868 la acrópolis, la ciudad baja y numerosos restos representativos del mundo íbero. Catalogado como Bien de Interés Cultural, el yacimiento aragonés se conformado por la acrópolis, una necrópolis ibera y varias construcciones levantadas fuera del recinto de la acrópolis, entre las que destacan las termas, consideradas como las más antiguas descubiertas en España, del siglo II-I a.C.

Dotado de murallas

Los trabajos arqueológicos han constatado que todo el recinto turolense se encontraba defendido por murallas a diferentes alturas. Dos grandes torres dominaban el cerro. Además, se puede distinguir el hallazgo de un templo de culto religioso, así como zonas industriales y comerciales en la parte noroeste; y una zona de viviendas, en el centro de la acrópolis.

En la zona sur de la acrópolis de Cabezo de Alcalá se localiza un foso, que cierra el perímetro defensivo, al tratarse de una zona llana que limitaba la efectividad de las murallas. Pero todo este parapeto defensivo no resultó suficiente para proteger la ciudad; todavía se puede observar la brecha que abrieron las legiones romanas durante el asedio del poblado.

busto_romano_cabezo_alcala
Cabeza femenina hallada en Cabezo de Alcalá que se expone en el Museo Arqueológico Nacional.

La entrada a la acrópolis se realiza a través de un pequeño puente que atraviesa el foso de la segunda muralla. Se sube por un camino en zigzag hasta el aljibe de 660.000 litros de capacidad y diez metros de profundidad. La ciudad es alargada y se extiende a lo largo de la cima de un promontorio. Una calle central, a la que desembocan las demás, la recorre de punta a punta.

Refugio en la Guerra Civil

El templo se localiza en el cruce de la calle de entrada al yacimiento con la calle principal. Del conjunto de restos de Cabezo de Alcalá se conservan una cabeza femenina y una masculina que hoy se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional. Durante la Guerra Civil el templo padeció los efectos del conflicto. Se convirtió en refugio antiaéreo y sufrió importantes daños.

iberos_tumba
Tumba ibera hallada en el yacimiento de Azaila./ ecelan

Si el viajero aficionado a la historia y a la arqueología tiene intención de visitar Cabezo de Alcalá, debe saber que la entrada al yacimiento cuesta 3 euros (yacimiento más centro de visitantes, 4 euros). Un plan que resulta totalmente recomendable si se viaja por la provincia de Teruel.

Un pequeño descanso nos permite recobrar fuerzas para proseguir nuestra ruta. Merece la pena hacer una escapada a 160 kilómetros al noreste de Teruel capital para llegar a otro lugar de interés, la localidad de Urrea de Gaén, donde el viajero podrá disfrutar de villa romana de la Loma del Regadío. Encontrará decoración musivaria y la reproducción de una prensa de viga para la producción de vino y aceite.

El viajero amante de la arqueología que tenga a bien incluir Cabezo de Alcalá entre su lista de viajes a realizar, cuenta, además, con webs de indudable interés para informarse sobre el apasionante mundo de la historia. Una de las que recomendamos en Lugares con historia es Historia y Arqueología.

Cómo llegar: El Cabezo de Alcalá se localiza a poco más de 1 kilómetro al sur de la localidad de Azaila (Teruel), junto al río Aguasvivas, en un lugar de inmejorable situación geoestratégica en época íbero-romana, en la prolongación de la vía Ilerda-Celsa, a unos 15 kms del curso del río Ebro.

Dónde dormir: Hostal Venta del Barro; N-232, Km. 173, 44510 La Puebla de Híjar (Teruel); teléfono: 978821289.

Dónde comer: Restaurante Ciudad Ibera; Carretera Nacional, 0 00 km 183, 44590 Azaila (Teruel); teléfono: 609882321.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

  1. Me ha encantado este lugar. De las fotografías, la mejor en mi opinión es la del enterramiento íbero. En realidad, las tumbas, los cementerios y los enterramientos me han apasionado siempre. He encontrado en tu entrada un lugar para mí desconocido en un más que excelente estado de conservación.
    Un saludo

    1. Hola El Mundo con Ella,

      me congratula enormemente que te haya gustado el artículo. Si te ha servido para conocer un lugar apasionante de nuestra historia, bienvenido sea. Ya no tienes excusa para visitar el yacimiento!

      Gracias por tus palabras y saludos cordiales

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *