Home Andalucía Villaricos, testigo del paso de los fenicios, púnicos, romanos, bizantinos… (Almería)
Villaricos, testigo del paso de los fenicios, púnicos, romanos, bizantinos… (Almería)

Villaricos, testigo del paso de los fenicios, púnicos, romanos, bizantinos… (Almería)

0
0

Fundado por los fenicios en torno al siglo VII a C. con el nombre de Baria, el actual yacimiento de origen fenicio de Villaricos es un tesoro arqueológico para los investigadores y el viajero amante del pasado más remoto. El asentamiento presenta una amplia secuencia cronológica, cuyos orígenes se remontan a la Edad del Cobre. Permaneció habitado hasta la Edad Media.

Por fortuna, después de prolongados trabajos de recuperación y acondicionamiento, Villaricos está abierto al público y es visitable. De gran interés para conocer son el pequeño enclave visigodo que alberga, las factorías de salazones de pescado y un área de necrópolis que se circunscribe al periodo púnico o cartaginés. Las visitas al yacimiento arqueológico son guiadas y previamente concertadas.

Villaricos se localiza en el margen izquierdo de la desembocadura del almeriense río Almanzora y fue excavado a principios del siglo XX por Luis Siret. En él hay que distinguir diferentes núcleos. Los restos más añejos pertenecen a la antigua fundación fenicia y púnica ubicada en el sector noreste, ya que su asentamiento se halla en parte bajo el núcleo urbano actual de Villaricos.

La ciudad romana que se extiende sin embargo desde el borde suroccidental de las edificaciones precedentes en dirección al río Almanzora, es fundamental para explicar el proceso de romanización en la Bética. La factoría de salazones de pescado, que estuvo en funcionamiento desde finales del siglo I hasta el siglo IV, alcanzó su máximo desarrollo en tiempos de los romanos.

Por su parte, la necrópolis situada al norte de los asentamientos fenicios y púnicos tiene una amplia extensión cronológica, dado que las tumbas más antiguas se remontan al siglo VII a.C. Son monumentales, hipogeos excavados en la roca. El área  ha proporcionado unas dos mil sepulturas y alrededor de cincuenta hipogeos. Se han registrado tumbas con ajuares muy ricos en cerámicas griegas áticas y metales preciosos, datados entre los siglos V y III a. C.

villaricos
Entrada al conjunto arqueológico de Villaricos.

Villaricos estaba situado en una posición estratégica y contaba tanto con amplios recursos pesqueros (almadrabas para capturar el atún en sus migraciones anuales), de comunicación (el propio lecho del río Almanzora) como mineros (plata, plomo e hierro en la Sierra Almagrera)

La antigua Baria fenicia fue fundada por navegantes tirios a finales del siglo VIII a.C. Si bien en origen formaba parte del sistema colonial fenicio, a partir de la crisis del siglo VI a.C. se convirtió en ciudad-estado independiente con sus propias instituciones, aunque bajo la órbita política y económica de Cartago.

Dado que tomó parte por el bando cartaginés, en el transcurso de la Segunda Guerra Púnica fue sitiada y parcialmente destruida por Publio Cornelio Escipión. Una vez incorporada al mundo romano y, en concreto, a partir del siglo I a.C., la población se traslado junto al río Almanzora y la zona industrial a la zona costera. En época tardorromana y bajo dominio Bizantino del sureste peninsular en el siglo VI, Baria siguió siendo un importante núcleo de población, ahora más replegada a las alturas del Cerro Montroy.

tumbas_villaricos
Hipogeos hallados en Villaricos.

Los fenicios han dejado su poso en otras zonas del sureste de la Península Ibérica. Un buen ejemplo, si el viajero quiere ampliar sus conocimientos sobre esta cultura, es el yacimiento fenicio de Doña Blanca, en Cádiz. O en Alicante, en concreto en la localidad de Guardamar del Segura, existe La Fonteta, un conjunto arqueológico sobre las dunas de su playa.

Aunque si no quiere salir de la provincia de Almería, debe saber que en la propia Cuevas de Almanzora se localiza Palomares, pedanía famosa por haber padecido, el 17 de enero de 1966, uno de los más graves accidentes con armas nucleares de la era atómica casi convierte el término municipal en un escenario propio del Armagedón.

Dónde dormir: Playa Azul; C/ Baria, 87: 04616 Villaricos (Almería); teléfono: 950467075.

Dónde comer: La Esperanza; C/ La Esperanza 2; 04616 Villaricos/Cuevas de Almanzora (Almería); teléfono: 625737025.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *