Home Murcia Valle del Ricote: el último reducto morisco del Levante español
Valle del Ricote: el último reducto morisco del Levante español

Valle del Ricote: el último reducto morisco del Levante español

0
2

En plena vega del río Segura el viajero localiza el último reducto morisco del Levante español, sin duda uno de los parajes más bellos y menos conocidos de la fértil vega murciana. El paseo a lo largo y ancho del Valle del Ricote transcurre entre árboles frutales y un ejemplar entramado de acequias, azarbes y canales que reparten el riego por las diferentes parcelas.

En 11610, el rey Felipe III expulsó a los últimos moriscos que quedaban en España. Estos eran descendientes de los antiguos moros forzados a convertirse al cristianismo en tiempos de los Reyes Católicos. En Murcia y, en especial en este valle, en la zona de alrededor del curso alto-medio del Segura, hubo muchos moriscos.

Vista general de Ulea desde Villanueva del Río Segura. Valle de Ricote./Sebasgs

El lugar se convirtió en el punto de partida de uno de los caudillos musulmanes más importantes del siglo XIII, Ibn Hud, quien, y tras su sublevación en el castillo de Ricote consiguió aglutinar bajo su mandato a buena parte del territorio musulmán español durante diez años.

Pero aparte de la evocación histórica, el Valle del Ricote atrae al viajero por su objetiva belleza y fértil vegetación. De hecho, es meta y residencia de artistas. El viajero puede seguir la ruta que parte de la localidad de Abarán, siguiendo por Blanca (aquí es obligatorio contemplar el azud del río Segura), Ricote, Ojós, Villanueva del Segura y Archena, con su célebre balneario de aguas termales que ya atraía a los íberos hace 2.500 años.

Huertas serpenteantes, río y un encanto especial son los ingredientes que hacen de este valle una auténtica delicia para exploradores y buscadores de experiencias genuinas.

Restos de una ermita emplazada en la zona del valle./valledelricote.com

Los municipios de Abarán, Archena, Blanca, Cieza, OjósRicote, Ulea y Villanueva del Segura trazan una frondosa huerta, que serpentea a lo largo de las riberas bañadas por el río Segura y nos transportan a un mundo idílico.

Por doquier encuentra el viajero abundancia y variedad de árboles, palmeras, limoneros, en las partes bajas e irrigadas. Y es que desde la romanización y, sobre todo, desde la islamización, se asienta en la zona el cultivo de la tierra aprovechando la existencia del río. Asimismo, el intenso verdor de la zona contrasta con las secas montañas austeras de color ocre.

No resulta aconsejable abandonar el valle sin visitar Ceutí, uno de esos pueblos de habitantes inspirados e inquietos que sorpreden a quien lo visita. Las calles y jardines del sitio son un museo al aire libre de esculturas y murales cedidos por artistas internacionales.

Iglesia localizada en el municipio de Abarán./valledelricote.com

En una antigua fábrica vegetales de Ceutí se halla un museo etnológico llamado Siete Chimeneas donde se explica la vida de los pueblos de la comarca en siglos pasados.

Mientras, en el museo Antonio Campillo se puede visitar una casa señorial del siglo XIX con intreresantes escenas costumbristas de la sociedad huertana y en Ceutimagna un museo de las ciencias e historia natural.

Los monumentos embellecen la fisonomía de las urbes del valle./valledelricote.com

Unas bellas imágenes y una solemne banda sonora acompañan a este vídeo para deleite de los seguidores de Lugares con historia. De esta manera ya pueden saborear a pinceladas los hermosos paisajes que conforman todo este fértil Valle del Ricote que, sin duda, merece la pena ser visitado:

Dónde dormir: Casa Aljibe de Monastrell; C/ El Príncipe, 49; 30610 Ricote (Murcia); teléfono: 965465850.

Dónde comer: Restaurante El Sordo; C/ Alharbona, s/n; 30610 Ricote (Murcia); teléfono: 968697150.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *