Home Castilla y León Torquemada y su famoso inquisidor (Palencia)
Torquemada y su famoso inquisidor (Palencia)

Torquemada y su famoso inquisidor (Palencia)

0
2

Al sudeste de Palencia, en dirección nordeste por la carretera de Burgos, el viajero accede a Torquemada, en una llanura a la derecha del río Pisuerga que, junto con el Arlanzón, riega su término municipal. Según cuentan algunos historiadores, Torquemada se corresponde con la antigua Antracia de los vacceos, citada por Tolomeo. Llamada así por la derivación de ‘el lugar de la Torre quemada’, que hacía referencia al emplazamiento defensivo levantado por los visigodos y arrasado por los árabes.

De Torquemada es oriunda la familia de religiosos homónima. Quien mayor fama alcanzó fue el ‘temido’ Tomás de Torquemada, que se alzó con el cargo de inquisidor general de Castilla y Aragón en el siglo XV y fue confesor de la reina Isabel la Católica. Uno de los mayores represores del Santo Oficio.

Las crónicas ponen de manifiesto que Torquemada estuvo habitada durante las invasiones célticas. En estas tierras se batalló en la conquista romana de la península ibérica, acontecimiento del que dan fe importantes hallazgos arqueológicos como restos y vestigios de villas encontrados en los alrededores.

plaza_mayor_torquemada
Plaza Mayor de Torquemada./torquemada.es

Pese a que parte de la historia ha exagerado el papel cruel y vil que tuvo la Inquisición española en tiempos de los Reyes Católicos, lo cierto es que el ilustre hijo de la villa palentina fue el causante de la muerte de miles de seres humanos y de la tortura de muchos más. Tomás de Torquemada creó la máquina de represión religiosa y política más eficaz de la historia. Intolerancia y fanatismo contra los que consideraba herejes le llevó a exacerbar su dogma de pureza religiosa.

En 1482 se puso en marcha la Inquisición española y con ella a la cabeza y Torquemada como cabeza visible. Fue una de las pocas personas que se atrevió a amonestar a los Reyes Católicos. Incluso no tuvo empacho en forzar a la reina a atender asuntos que él juzgaba de importancia incluso cuando estaba ésta en trance de parir. Y les convenció para que el Santo Oficio dependiera de la Corona y no del Papa.

Según coinciden varias crónicas, durante los 18 primeros años (Torquemada permaneció en el cargo hasta 1498, año en que murió), la Inquisición le costó la vida a 2.000 personas que fueron quemadas en la hoguera y otras 25.000 fueron procesadas.

torquemada_inquisicion
Tomás de Torquemada, máximo responsable de la Inquisición española en tiempos de los Reyes Católicos.

También de la localidad palentina es la infanta Catalina, nacida aquí en el año 1507, hija de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, que se convirtió en reina de Portugal. Torquemada fue visitada en repetidas veces por el emperador Carlos V, incluso en su último viaje de camino a su retiro en el monasterio de Yuste, dónde moriría. Antes lo hizo su abuelo, Fernando el Católico.

Sufrió Torquemada grandes calamidades en el transcurso de la Guerra de la Independencia al ser ocupada, saqueada e incendiada por el general francés Lasalle en junio de 1808. Aunque los lugareños combatieron y resistieron de forma heroica, poco pudieron hacer.

Una de las visitas ineludibles que el viajero debe realizar en Torquemada le conduce a la iglesia parroquial (siglo XVI), donde descansaron los restos mortales de Felipe de Habsburgo durante meses, período en el que los celos patológicos y enfermizos de Juana la Loca impidieron que entrase mujer alguna al recinto por temor a que su esposo hiciese algo con ellas.

torquemada_iglesia
Iglesia parroquial de Torquemada.

También merece la pena acercarse hasta la casa solariega del reconocido y prestigioso escritor vallisoletano José Zorrilla y Moral, autor, entre otras obras literarias, de Don Juan Tenorio, obra que se representa tradicionalmente todos los años el Día de Difuntos. En recuerdo de tan ilustre veraneante existe una placa en su memoria ubicada en la fachada de su residencia.

De los mayores atractivos con los que cuenta Torquemada es su hermoso puente sobre el Pisuerga que data del siglo XVI, por cuyo paso se cobraron derechos de pontazgo. El cementerio tiene una sencilla y bella ermita de estilo románico. Se conservan en la villa palentina algunas casas con escudos nobiliarios. En una de ellas, según relata Madoz, se hospedó Fernando VII en un viaje entre Bilbao y Madrid.

Como ocurre con otras tantas provincias, a Palencia no se le reconoce la historia y la maravilla de sus pueblos y paisajes. El viajero que visite la zona tiene unas cuantas rutas o escapadas que llevar a cabo y que seguro que no le decepcionan. Sin ir más lejos, Brañosera cuenta con el honor de tener el ayuntamiento más antiguo de España (año 824). O para los apasionados de la antigua Roma resulta visita obligada ir a La Olmeda y disfrutar de sus magníficos mosaicos. La naturaleza y también la historia se dan cita en el Valle de la Pernía

Dónde dormir: Casa rural El Molino de Torquemada; Torquemada (Palencia); teléfonos: 655953035 y 655953034.

Dónde comer: Punto; Calle Goya, 4; Torquemada (Palencia); teléfono: 979800554.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

  1. Hola compañeros,

    a ver si entre todos podemos poner de relieve las excelencias históricas de una provincia como Palencia, injustamente olvidada.

    Gracias por vuestras palabras

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *