Home Andalucía Teba, el corazón de Braveheart (Málaga)
Teba, el corazón de Braveheart (Málaga)

Teba, el corazón de Braveheart (Málaga)

0
2

Por la provincia de Málaga han desembarcado fenicios, púnicos, griegos, romanos, visigodos, bizantinos, musulmanes y cristianos, entre otras civilizaciones que han dejado un gran poso de su pasado. La historia que hoy nos ocupa se remonta al siglo XIV (año 1330), cuando en el asedio al Castillo de la Estrella durante la batalla cristiana de Teba frente a los árabes, el célebre caballero escocés Sir James Douglas realizó una carga de caballería en la que lanzó a sus enemigos el corazón embalsamado del rey Robert the Bruce de Escocia, el verdadero Braveheart.

Roberto I, más conocido como Robert the Bruce, fue el paladín de la independencia de Escocia y su figura se popularizó entre el gran público gracias a la película de Mel Gibson Braveheart. En 1309 logró coronarse como rey de Escocia y ganó así la independencia frente al reinado británico de Eduardo I. Desde entonces, su particular obsesión fue la de ganarse el favor de Roma y la bendición de su Papa. Por entonces, Roma tenía en las Cruzadas y la reconquista de Tierra Santa su principal objetivo.

Así que Robert the Bruce decidió partir a Jerusalén para liberar la Ciudad Santa de los árabes. Sus planes se torcieron cuando en 1329, una vez forjada la pacificación de Escocia, y dispuesto por tanto a marchar, contrajo la lepra y murió el 7 de junio de aquel mismo año en Cardross. Antes, pudo encomendar a uno de sus hombres de confianza, James Douglas, la misión de participar en las Cruzadas llevando consigo su corazón embalsamado, que debería ser depositado en el Santo Sepulcro.

monolito teba
Monumento dedicado a Sir Douglas en Teba./Keltyber

Douglas cumplió la promesa. El largo viaje de Douglas transcurría en buena parte por las costas de la Península Ibérica. El rey castellano Alfonso XI supo del proyecto escocés y decidió invitar al guerrero escocés a combatir contra los sarracenos en este territorio, sin necesidad de alcanzar Jerusalén, que tenía menos posibilidades de éxito. Douglas aceptó. Dispuso el corazón embalsamado de su señor en su pecho, como un emblema, y cuadró a sus hombres bajo las órdenes de Alfonso XI.

Los escoceses se unieron a un copioso ejército de castellanos, aragoneses, leoneses y portugueses. El castillo fue liberado, pero Douglas murió en la batalla. Su cuerpo y el corazón de Robert the Bruce fueron custodiados por los soldados musulmanes. Ambos descansan hoy en la abadía de Melrose, ciudad escocesa hermanada con Teba desde 1989.

El 19 de febrero del año siguiente en el Castillo de la Estrella se firmó la Paz de Teba entre los reyes de Castilla, Aragón y de Granada. En recuerdo de aquella gesta, Teba celebra cada año sus Jornadas Escocesas, un encuentro abierto, multicultural y de carácter festivo. Desde 1987, un monolito de tres toneladas de peso, sufragado por los descendientes, recuerda en el municipio andaluz a aquel guerrero escocés que decidió cumplir la palabra de su señor con su corazón en el pecho.

Aunque para conocer los orígenes de Teba hay que viajar mucho más atrás en el tiempo. La localidad malacitana tiene en sus alrededores numerosos yacimientos prehistóricos, como los de la cueva de las Palomas, la sima del sílex, la necrópolis de La Lentejuela o el cerro de la horca. De los poblados iberos en el cerro del Almendro y en Los Castillejos, la presencia romana en la zona queda de manifiesto en los yacimiento de villaes de Casilla Vallejo y Tesorillo.

Con la llegada de los árabes, Teba fue una de las principales poblaciones de la cora de Takoronna (Ronda) con el nombre de Atiba. A finales del siglo IX se incorporó a la sublevación de Ben Hafsun en Bobastro, u pequeño reino cristiano que se mantuvo independientes del emirato cordobés. Con posterioridad Teba fue incorporada al reino nazarí de Granada para formar parte del cinturón de fortalezas que durante un siglo defendieron la sierra de los ataques cristianos.

Una vez conocida su historia, ahora le llega el momento al viajero para conocer los secretos del pueblo. Las ruinas del castillo pueden ser el punto de partida. Declarado Monumento Nacional, tan solo queda la torre del homenaje construida por los cristianos en el siglo XIV y algunos restos de sus torres y de la barbacana. También catalogado, en esta ocasión como Conjunto Histórico Artístico, está el casco urbano de Teba por su arquitectura arquitectura popular y las casonas señoriales.

fortaleza_teba
Castillo de Teba./Jose Castillero Guerrero

Uno de los monumentos más destacados de Teba es la Iglesia de Santa Cruz la Real (siglo XVIII), con unas extraordinarias columnas de mármol rojo en su interior. Ahora nos dirigimos al Museo Histórico Municipal, situado en la planta baja del edificio del Ayuntamiento. Reúne una interesante colección de restos arqueológicos de origen ibero, romano y medieval.

La provincia de Málaga aguarda muchas más sorpresas históricas al viajero. Si recorre estas tierras, puede dar con otros destinos que conservan un lustroso pasado y son dignos de visitar. Ejemplos hay unos cuántos: Desde Antequera y su Torcal, hasta Frigiliana, las cuevas prehistóricas de Nerja o El Caminito del Rey.

Cómo llegar: Desde Málaga, coger la A-357. Después de 70 kilómetros recorridos, seguir por la A-45 y la A-384.

Dónde dormir: Alojamiento Molino Lucero; Zona Molino Lucero, s/n; 29327 Teba (Málaga); teléfono: 672780206.

Dónde comer: La Piscina; Avenida Las Flores, 1; 29327 Teba (Málaga); teléfono: 696039733.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *