Home Andalucía Santuario ibérico de Collado de los Jardines: la Cueva de los Muñecos
Santuario ibérico de Collado de los Jardines: la Cueva de los Muñecos

Santuario ibérico de Collado de los Jardines: la Cueva de los Muñecos

0
0

El santuario ibérico de Collado de los Jardines no tiene pérdida: bajando por la autovía de Andalucía hay que tomar la desviación de Aldeaquedama y a unos cinco kilómetros, entre pinares y prados amenos, en una gran curva de la carretera local, que asciende por la montaña, el viajero distinguirá una enorme entalladura en el cerro fronterizo, cruzando la vaguada, a unos 200 metros. Esa es la cueva de los Muñecos, en Santa Elena (Jaén), en pleno Parque Natural de Despeñaperros.

¿Por qué se llama de esta manera? Antiguamente los ganaderos y labriegos del entorno se aprovisionaban en ella de exvotos de bronce de origen ibero que fundían para fabricar herramientas. Debía de haber cientos de miles en los depósitos del antiguo santuario.

Muchos exvotos se han encontrado dispersos por los montes de alrededor porque los pastores cargaban unos puñados en el zurrón y usaban ‘muñecos’ como munición para sus hondas cuando tenían que llamarle la atención a alguna oveja distraída.

cueva_jaen_ibera
En la Cueva de los Muñecos se hallaron más de dos millares de exvotos de origen ibero.

A lo largo del siglo XX empezaron a comprarlos los anticuarios y los traficantes de antigüedades y eso desencadenó una plaga de rebuscadores que solo se cortó cuando la Guardia Civil tomó cartas en el asunto. Claro que para entonces miles de exvotos habían volado a museos extranjeros.

Desde la carretera el viajero puede distinguir el Centro de Interpretación, levantado sobre una antigua casa de pastores de la que parte el sendero del santuario, entre pinos, peñascos, encinas y monte bajo perfumado de tomillo, romero y brezo. Qué mejor entorno.

Desde el abrigo que cobija el lugar sagrado, bajo el escarpe del monte, en la roca gris y a veces ocre, el viajero se extasiará contemplando el sublime anfiteatro de las montañas vecinas, con sus tonos grises, verdes y ocres resplandeciendo bajo el puro azul.

iberos_exvotos
Exvotos ibéricos parecidos a estos fueron hallados en el Santuario de Collado de los Jardines.

En una grieta, que parece más bien un pozo, arrojaban los iberos su exvotos para solicitar los favores de la madre Tierra. En la meseta superior, a doscientos metros, estaba la aldea, entre crestas de roca que parecen clavadas por una mano gigante.

La casi totalidad de estos objetos se guardan en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. La técnica de fundición de estos ‘muñecos’ era la llamada a cera perdida, que es la manera corriente de fabricarse los bronces votivos en la Hispania Antigua. En la parte superior del barranco se halló el lote de exvotos mayor, colocados en una escombrera; otros se recogieron depositados entre las grietas de las rocas.

Los exvotos de este Santuario del Collado de los Jardines son de lo mas variado, en ellos están representados fieles de todas clases: mujeres, varones, guerreros… La Cueva de los Muñecos, llena de estalactitas y estalagmitas en su interior, está enclavada en uno de los parajes más abruptos de Sierra Morena, en el interior del Parque Natural de Despeñaperros.

Por el momento se han recuperado unos 2.500 exvotos de bronce y barro. Dentro de la cueva en la actualidad existe un manantial de agua que probablemente debió existir ya en la antigüedad. En la zona existe un sendero de uso público que conduce al santuario y a un mirador en el llamado Cerro del Castillo.

giribaile_iberos
Giribaile, también en Jaén, fue antaño una ciudad fortificada ibera.

La boca de la cueva se halla en una complicada ubicación, ya que la puerta que se abrió después de la Guerra Civil está situada entre el hueco que dejaban dos grandes rocas. Por esto y la espesa vegetación que hay en la zona es difícil su localización si no se conoce el lugar.

Jaén es tierra de iberos. A la antigua ciudad de Cástulo, la que fue capital de la Oretania, se le suman otros importantes yacimientos muy interesantes para visitar. Uno de ellos es Giribaile, todo un paraíso para los amantes de la arqueología. Y es que contiene de todo: un santuario prehistórico, un poblado ibérico, un cenobio o eremitorio paleocristiano o visigodo y un castillo almohade, además rodeado de bellos paisajes entre el olivar y la sierra. ¿Qué más podemos pedir?

Santuario Ibérico Cueva de los Muñecos from Atazina on Vimeo.

Cómo llegar: El Collado de los Jardines se localiza en la carretera A-6200 que parte desde la autovía A4 en Despeñaperros hacía la localidad vecina de Aldeaquemada.

Dónde dormir: Camping Despeñaperros; Calle Infanta Elena, s/n; 23213 Santa Elena (Jaén); teléfono: 953664192.

Dónde comer: Pastelería Emperatriz Santa Elena; Avenida Andalucía, 5; 23213 Santa Elena (Jaén); teléfono: 953664327.

 

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *