Home Edad Media Santa Comba de Bande, la joya suevo-visigoda (Ourense)
Santa Comba de Bande, la joya suevo-visigoda (Ourense)

Santa Comba de Bande, la joya suevo-visigoda (Ourense)

0
0

La iglesia de Santa Comba de Bande siempre ha sido considerada hispano-visigoda, aunque no existen referencias documentales suficientes como para que se deseche absolutamente la teoría que apunta que podemos estar ante un templo suevo-visigodo, edificado, quizá, sobre un espacio sagrado anterior y cuyas características adjudicadas a los visigodos, sobre todo en el arco de herradura, bien pudieran ser comunes a diversos pueblos germánicos.

El templo al que le dedicamos esta historia es el de San Torcuato (San Trocado), uno de los monumentos más emblemáticos y deliciosos de Galicia, Monumento Nacional desde 1931. El edificio parece estar escondido en la pequeña población de Santa Comba de Bande, en la comarca orensana de la Baixa Limia, y llama la atención encontrarlo de repente, al doblar una pequeña calle.

Poco es lo que se sabe de sus orígenes, aunque el altar, ciertos capiteles, un miliario utilizado como soporte de una pila bautismal y otros restos permiten creer en una reutilización del lugar; incluso hay investigadores que opinan que la fundación del monasterio es de época sueva, posterior a la fuerte reorganización que se hizo en la Iglesia de Gallaecia en la segunda mitad del siglo VI, tras la llegada de un monje de Panonia, Martín (San Martín de Braga), la paralela conversión del rey al catolicismo y la inmediata de su pueblo.

Por la composición del espacio de Santa Comba, todo parece indicar que en la Alta Edad Media fue un monasterio encargado de dar ayuda a caminantes y peregrinos. Por esta zona estuvieron los celtas, de lo que quedan abundantes huellas en castros, así como los romanos. De hecho, una de las vías importantes del noroeste peninsular, en época del Imperio, fue la número XVIII del itinerario de Antonino; la misma que mía Astorga y la portuguesa Braga.

Hay indicios que han llevado a ciertos investigadores a considerar la construcción en la etapa sueva, previa o posterior a la anexión visigoda, sin olvidar las reformas de esta época, la reconstrucción del siglo X y las posteriores.

santa_cmba_bande
La iglesia de Santa Comba de Bande.

El viajero debe saber que Santa Comba de Bande es una construcción de enorme antigüedad, ya que que está documentada en el siglo VII. Mantiene un excelente estado de conservación y quizá estemos ante uno de los primeros templos donde se ofició un culto cristiano en la península ibérica, más concretamente el rito hispánico o mozárabe practicado por los visigodos.

Si hay algo destacable en esta imprescindible iglesia es la belleza minimalista de su geometría de cruz griega y, sobre todo, sus extraordinarias pinturas de sorprendente cromatismo, pertenecientes al siglo XIII.

Santa Comba es en realidad una corrupción de Colomba, es pedir paloma, y si decimos paloma en un contexto cristiano, estamos diciendo Espíritu Santo. Y esto nos conduce de la mano al misterio de la Trinidad muy querido por el cristianismo romano.

interios_bande
Interior de la iglesia visigoda./José Antonio Gil Martínez

Muy cerca de aquí, en Celanova, se encuentra un tesoro histórico-artístico de visita obligada. Se trata de la capilla de San Miguel, situada en el jardín del monasterio de San Salvador. También mozárabe, datada su construcción en el siglo X, esta minúscula capilla es un tratado de geometría constructiva, ya que todo su diseño está basado en la proporción áurea y respira y emana equilibrio y armonía desde que el viajero pone pie en su interior.

Edificios de origen visigótico, por fortuna, hay unos cuantos que se conservan en buen estado para visitar a lo largo y ancho de la Península Ibérica, como Santa María de Melque (Toledo) Aunque si al viajero no le apetece salir de la provincia ourensana, tiene a su disposición otros destinos de interés por su pasado, como Allariz, y así conocer la historia de su hombre lobo, o bien el campamento romano de Aquis Querquennis.

Dónde dormir: Casa Mariña; Rúa Pombal, 65; 32840 Bande (Ourense); teléfono: 988443640.

Dónde comer: Restaurante Orellas; Rúa Faustino Santalices, 30; 32840 Bande (Ourense)

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *