Home Cataluña Ripoll: la cuna de Cataluña (Gerona)
Ripoll: la cuna de Cataluña (Gerona)

Ripoll: la cuna de Cataluña (Gerona)

0
2

Debido a su estratégica situación, como cruce de caminos en el Prepirineo, y su prematura actividad industrial, como cuna de la protoindustrialización de Cataluña, Ripoll, capital de la comarca del Ripollés, atesora una larga historia que se traduce en un importante legado cultural. A la villa condal gerundense se la conoce como la cuna de Cataluña, ya que la tradición dice que aquí el conde Wifredo el Velloso fundó la nación catalana. Asimismo, Ripoll fue también uno de los pueblos donde el anarquismo arraigó con más fuerza en Cataluña en las primeras décadas del siglo XX.

Ripoll debe gran parte de su fama a su espléndido monasterio benedictino de Santa María, una de las joyas no solo del románico catalán, sino de toda España. Debe su fundación a Wifredo el Velloso (año 888), aunque sus edificios no se concluyeron hasta bien entrado el siglo XII. Alcanzó su máximo esplendor en manos del Abad Oliva (971-1046)

Portada del monasterio de Ripoll.
Portada del monasterio de Ripoll.

El monasterio, declarado monumento histórico-artístico, fue uno de los centros culturales más importantes de su tiempo, con una biblioteca bien surtida, un laborioso scriptorium y una escuela monástica prestigiosa. La iglesia original tenía cinco naves, crucero y un transepto coronado por ábside central y tres absidiolos a cada lado, pero un terremoto en el siglo XV y una reforma en el XIX la redujeron a tres naves. Empotrados en sus muros y suelos el viajero puede encontrar sepulcros de condes de Besalú y Barcelona, entre ellos Wifredo el Velloso y Ramón Berenguer III.

La pieza más notable del monasterio es la extraordinaria portada románica del siglo XII, conocida como la Biblia en Piedra. Su complejo programa iconográfico se expone en siete franjas horizontales que representan escenas bíblicas, históricas y alegóricas, separadas por temas florales o decoración geométrica. Un gran pantocrátor domina la escena. Resulta un gozo para el viajero, además, deambular por el claustro (siglos XII-XIV) si curiosea por los motivos religiosos, mitológicos y populares de sus más de 200 capiteles.

Monasterio Ripoll
Monasterio de Ripoll./Canaan

Cerca del monasterio, en la iglesia parroquial de Sant Pere, se encuentra el Museo Etnográfico y del Folclore de Ripoll. Merece la pena visitar las casas Muntades, de estilo neoclásico (1868), Bonada, modernista de Joan Rubio i Bellvé, discípulo de Gaudí; Siqués, posmodernista de 1916, la Casa Alós, modernista (1908), o la Casa dels Taurinyà (siglo XII)

De interés del viajero también se debe destacar la Capilla de Sant Miquel de la Roqueta, de estilo modernista (1912), un fragmento de la muralla de época medieval que hasta el siglo XIX rodeaba las dependencias del monasterio de Santa María y el caso antiguo, así como el Puente de Raval, de origen medieval, que en el siglo XVI fue reconstruido.

Wilfredo el Velloso
Estatua de Wifredo el Velloso./Luis Salvador Carmona

Sant Joan de les Abadesses, a nueve kilómetros de Ripoll, posee un importante monasterio de estilo románico que da nombre al municipio. Construido durante los siglos IX y XV, se considera este edificio, junto al monasterio de Ripoll, como una de las mejores muestras del románico catalán. En su interior destaca encima del altar mayor el Santíssim Misteri, un grupo de esculturas único ejemplo del descendimiento románico que se ha conservado casi por completo.

A lo largo de 2013 Ripoll ostenta el título de capital de la cultura catalana. Por este motivo, el Ayuntamiento expondrá dos biblias que fueron escritas en el monasterio en el primer cuarto del siglo XI. Uno de los facsímiles es la Biblia de Sant Pere de Rodes, cedida por la Biblioteca Nacional de París. El otro volumen, la Biblia de Ripoll, está custodiado por el Museo del Vaticano. Ambas son originarias del scriptorium monástico de Ripoll.

Parada obligatoria en la ruta que emprenda el viajero hacia el Pirineo Condal, Ripoll deslumbra por su belleza. Buscar alojamiento tanto en esta localidad como en la Costa Brava ya no es problema. El viajero puede encontrar ofertas de casas y apartamentos a precios muy asequibles para todo tipo de público.

Este vídeo que aquí os dejo es una clara muestra de ello. De esta forma, podrá conocer bien de cerca cómo ha forjado su historia a lo largo de los siglos, cuyo recuerdo permanece vivo en la huella de sus principales monumentos, en especial en su monasterio benedictino:

Dónde dormir: La Trobada Hotel; Passeig del Compositor Honorat Vilamanyà, 4; Ripoll (Gerona); teléfono: 972702353.

Dónde comer: Restauante Els Amigos; Carretera d’Olot, 17; Ripoll (Gerona); teléfono: 972700009.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *