Home Islas Tenerife: La isla de la eterna primavera
Tenerife: La isla de la eterna primavera

Tenerife: La isla de la eterna primavera

0
1

En la isla de la primavera eterna todo es posible: un paseo bajo las estrellas en el Teide, donde parecen encontrarse más cerca, o noches vertiginosas de música y baile en Puerto de la Cruz, Las Américas o Santa Cruz de Tenerife, la capital de la isla y de la provincia integrada además por las islas de La Gomera, El Hierro y La Palma.

Canarias es una tierra donde los contrastes paisajísticos se producen a muy poca distancia unos de otros y Tenerife es un buen ejemplo de ello para disfrute del viajero. En la isla se encuentra, además, una variada relación de endemismos de flora y fauna y casi el 45% de su paisaje está sujeto a fórmulas de protección.

La antigua Nivaria comparte con el resto del archipiélago canario el más benigno de los climas, así como una oferta turística que permite combinar una estancia tranquila y saludable, disfrutando del senderismo o el turismo rural, con unas vacaciones más activas con la práctica de otros deportes como el windsurf, la escalada, la vela, la equitación o el submarinismo. ¿Quién da más?

Tenerife es la mayor de las siete islas que conforman el archipiélago canario. Su excelente climatología motiva que exista un notable turismo en Tenerife en cualquier estación del año. Si por algo destaca es por la calidad de sus playas: las hay de arena blanca y arena negra. También es posible encontrar recoletas calas si lo que prefiere el viajero es la tranquilidad.

Un recorrido por la isla

Tanto si el viajero ha llegado por el aeropuerto sur a Tenerife como si lo ha hecho por el aeropuerto norte o al Puerto de Santa Cruz, por barco, no es mala idea dar un salto hasta la villa marinera de Candelaria, a tan solo 17 kilómetros de la capital tinerfeña, para iniciar luego un recorrido por el área de Santa Cruz y La Laguna, con una parada intermedia de playa y de monte. Luego el viajero puede seguir hasta Las Cañadas del Teide, donde se ubica el pico más alto de España.

cristobal_laguna
San Cristóbal de la Laguna.

Nuestro primer destino es Candelaria. Donde además de visitar a la patrona de Canarias, de la que la villa toma nombre, lo propio en este municipio es disfrutar de la vista que ofrece su playa de arena negra y olas bravas desde una de las terrazas que dan a la gran plaza a la que se asoman no solo la fachada de la basílica, sino también las figuras talladas en bronce de los menceyes guanches, antiguos reyes de la isla.

En Candelaria resulta recomendable saborear los camarones al borde de su plaza, así como pasear por sus calles, en las que la abundancia de restaurantes donde sirven pescado y marisco fresco es otro de sus encantos. Sus playas más destacadas: Arena, Charquito, las Arenitas… Todo un lujo.

La capital es Santa Cruz

El viajero se dirige a Santa Cruz de Tenerife. Viniendo desde la zona del sur se aprecia el parque Marítimo y los modernos edificios de Santiago Calatrava correspondientes al Centro Internacional de Ferias y Congresos y al Auditorio. Vanguardia en la capital.

Santa Cruz se fundó por sí sola y no fue hasta 1822 que se convirtió en capital, 19 años después de emanciparse de La Laguna. En Cabo Llanos está el castillo de la Pólvora, levantado en 1644 y rodeado por el mar. Numerosas incursiones piratas han pretendido apropiarse de este puerto. Todo el paseo por Santa Cruz de Tenerife remite a calles que siempre dan al mar, su referente. No hay que dejar pasar la oportunidad de bañarse en alguno de sus dos litorales más destacados: Los Cristianos y Playa de las Américas.

Patrimonio de la Humanidad

Toca desplazarse por la isla para dar con otro lugar con mucha historia. San Cristóbal de la Laguna fue la primera ciudad construida en Tenerife siguiendo un cuidadoso orden arquitectónico. El valor de su casco antiguo ha convertido La Laguna en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

San Cristóbal es ciudad universitaria desde 1743 y sus calles se ven animadas a lo largo del curso escolar por estudiantes de muy diversa procedencia, lo que aporta un sello profundamente juvenil y alegre a sus noches. La parte nueva de la ciudad está jalonada de bares, cafés y pubs donde escuchar música y tomar algún refrigerio. Para ver merece la pena la plaza del Adelantado, corazón de la antigua capital de Canarias. Alrededor se alzan el Ayuntamiento, el convento de las monjas catalinas, el palacio de los marqueses de Villanueva del Prado…, una lista muy extensa.

canarias_puerto_cruz
Puerto de la Cruz destaca por la calidad de sus playas.

Llega el momento de conocer el monte más elevado de España. Recorrer Las Cañadas del Teide requiere fijarse en lo grandioso del pico, pero también centrar la atención en los elementos más minúsculos, pues, en las laderas del volcán, el científico alemán del siglo XVIII Alexander Von Humboldt descubrió una hermosa y pequeña flor de suave fragancia a la que se llamó violeta del Teide.

Desde el pico del Teide, al que el teleférico permite ascender a quienes no se atrevan con la ascensión a pie, se puede divisar, si el día está claro, el resto de las islas que integran el archipiélago. Una delicia para los sentidos. No menos impresionante es la panorámica del interior del cráter, de 80 metros de diámetro y conocido con el nombre de La Corona, de cuyo seno surgen emanaciones de vapor de agua y azufre que recuerdan al visitante que el Teide está vivo.

Dónde comer: Kazan; Edf. Hamilton, Paseo Milicias de Garachico, local 5; 38001 Santa Cruz de Tenerife; teléfono: 922245598.
La Vieja; Edificio Terrazas de La Caleta I, La Caleta, 38679 La Caleta de Adeje, Santa Cruz de Tenerife; teléfono: 922711548.
La Cofradía de Caletillas; 31, Av. Maritima, 38530 Candelaria, Santa Cruz de Tenerife; teléfono: 922500501.
La Comarca; Camino San Bartolomé de Geneto, 95; 38296 San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife; teléfono: 922311246.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *