Home Cataluña Badalona: la antigua Baetulo romana
Badalona: la antigua Baetulo romana

Badalona: la antigua Baetulo romana

0
0

Al noreste de Barcelona (a escasos 10 kilómetros) se sitúa Badalona, la antigua Baetulo romana, rica en yacimientos de aquella época. Se trata de una de las ciudades más antiguas de Cataluña y la tercer más poblada. La población romana se fundó en torno al año 100 a.C. sobre una colina conocida como el Turó d’en Seriol. Su prosperidad vino dada por el cultivo de la vid y la exportación de sus vinos. Aunque Baetulo ya estuvo habitada por los iberos.

Por fortuna, el viajero puede disfrutar de los vestigios romanos que perduran en esta localidad barcelonesa, como son unas termas, el trazado de sus calles, dos domus y la colección de aguas romana mejor conservada de Cataluña. Otra visita de interés es el Museu de Badalona (Plaza Assamblea de Catalunya, 1), que está rehabilitado como yacimiento-museo en el subsuelo de la propia ciudad. Entre los restos que expone cabe destacar la hermosa escultura de mármol conocida como la Venus de Badalona, que representa a Afrodita.

A lo largo de su recorrido se puede disfrutar de restos de viviendas, termas, canalizaciones y vías urbana de época romana. Uno de los cúlmenes de la visita a la antigua urbe romana es la domus de los delfines (C/ de Lladó), que debe su nombre al mosaico con delfines hallado en ella. Asimismo, contiene reproducciones de mobiliario de aquella época.

badalona_museo_romano
El interior del Museu de Badalona alberga restos romanos./ Imagen cedida por Shutterstock

El recorrido por Baetulo no acaba aquí. Bajo la Plaza Font i Cussó, muy cerca de donde estaba situado el antiguo foro, pueden contemplarse vestigios de calles, cloacas y tiendas. Cerca del Museu de Badalona, otro punto de interés que no hay que perderse es el Jardín de Quinto Licinio, que recrea el ambiente de un vergel romano con ayuda de efectos de luces e imágenes sobre los restos de una gran piscina.

Esta adopta una forma rectangular con dos exedras de tipo semicircular en los extremos. Permanece tan solo una parte de la piscina, que se sitúa sobre la antigua muralla de la ciudad. Por último, quedan algunos restos a la vista del teatro en la calle de les Eres.

Mención aparte cobra el conducto de aguas de la antigua Baetulo. El viajero podrá caminar por su interior, a lo largo de un tramo de 38 metros de los 92 que se han descubierto. Tenía como función traer el agua de las montañas a la ciudad para abastecer de agua potable a las domus, las fuentes o las termas. Situada en la calle Pujol y visitable los fines de semana, esta conducción está cubierta con bóveda de cañón.

badalona_puente
El Pont del Petroli, situado sobre el Paseo Marítimo de Badalona./ Imagen cedida por Shutterstock

La última joya romana que se puede disfrutar en Badalona es la domus romana de L’Heura, de la época de Augusto (63 a.C.– 4) y que estuvo habitada hasta finales del siglo I. Hallada en los bajos de un edificio de Dalt de la Vila (calle Lladó), en el casco antiguo, ocupa una extensión de 500 metros cuadrados y se caracteriza por contar con una serie de estancias decoradas con mosaicos, además de una habitación con depósitos para la elaboración de vino.

Limitada al noroeste por la sierra de Marina y al sudoeste por la Ciudad Condal, Badalona se abre al Mediterráneo e invade parcialmente el delta del río Besòs y los contrafuertes de la sierra de Marina. Los casi cinco kilómetros de playa de arena fina constituyen su principal foco de atracción turística, coronados por una agradable rambla y un moderno paso marítimo donde proliferan las terrazas en los días de bonanza, que en este lugar privilegiado del Mare Nostrum son bastantes.

Esta antigua ciudad fue en los siglos XIX y XX testigo y protagonista del desarrollo industrial. En pocos años la fachada marítima se pobló de chimeneas que despedían un humo intenso, signo inequívoco de uno de los mayores inventos de la revolución fabril: la máquina de vapor.

El desarrollo económico propició el crecimiento de la ciudad, influido también por las corrientes migratorias de los años sesenta del siglo XX. Todavía hoy la industria sigue siendo una de ls principales fuentes económicas de Badalona junto con el comercio y otros servicios, en detrimento de la pesca, cuya decadencia empezó ya en el siglo XIX.

De la Badalona medieval debemos citar la torre Vella, del siglo XIII, en la plaza Barberá, antigua residencia feudal que posee una bodega gótica del siglo XV y una bella portada renacentista del XVI. En la misma plaza se alza la iglesia de Santa María, construida en el siglo XVIII sobre los restos de un templo romano.

De su pasado rural quedan antiguas villas romanas convertidas en masías fortificadas o señoriales, algunas de las cuales forman hoy parte del entramado urbano. Can Cayadó, masía fortificada del siglo XV, la torre Mena, del siglo XIX, Can Cabanyes o Ca l’Arnús, constituyen algunos ilustres ejemplos.

venus_badalona
La ‘Venus de Badalona’ es una de las piezas que se pueden ver en su Museo Arqueológico.

La Badalona modernista no se queda atrás. Sobresale la casa Pavillard, de 1906, con una atractiva fachada de ornamentación floral. Y como protagonista de la Revolución Industrial, esta ciudad conserva todavía algunos conjuntos dignos de mención, como La Llauna, o Can Gusi, cuya chimenea ha sido realzada con una estructura metálica para recuperar su estructura original.

El paseo por excelencia de los vecinos de Badalona sigue siendo la rambla, flanqueada por altas palmeras. Sus terrazas acogen a los paseantes y se erigen en testigos de su tiempo de ocio y descanso. La plaza de la Constitució, o plaza de la Vila, es otro foco importante de atracción.

El monasterio de Sant Jeroni de la Murtra, a pocos kilómetros del núcleo urbano, fue fundado en el siglo XV y está catalogado como Monumento Nacional. Sus muros han acogido ilustres huéspedes, como los reyes de la Corona de Aragón y los Austria.

Dónde dormir: Rafaelhoteles Badalona; Avenida de Navarra, 6-8; 08911 Badalona (Barcelona); teléfono: 931847900.

Dónde comer: Sea Palace; Av. d’Eduard Maristany, 293; 08918 Badalona (Barcelona); teléfono: 933207623.

 

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *