Home Castilla y León Alcázar de Segovia: el castillo de Disney
Alcázar de Segovia: el castillo de Disney

Alcázar de Segovia: el castillo de Disney

0
0

No es un castillo medieval, pero lo parece. Adopta la figura de un palacio renacentista, casi herreriano, en el que más que la utilidad priman el capricho y el sentimiento estético. Si se posa ante él, el viajero quedará anonadado. No es para menos. El Alcázar de Segovia ha inspirado a un tropel de artistas, en especial a Walt Disney y cuantos añoran esa Edad Media idealizada de los románticos. Es una fortaleza de cuento.

Las referencias documentales más antiguas del Alcázar se remontan al año 1135, época en la que el rey Alfonso VII lo menciona como “mi alcaçar”. Su sucesor, Alfonso VIII, lo nombra llamándolo palacio mayor. De esta época queda la sala de los ajímeces, románica y con pinturas mudéjares, y quizá toda la planta del primer patio, que era el de armas.

Sucesivos reyes agrandaron el palacio y renovaron salas, hasta llegar a las grandes reformas de los Trastámara: Enrique II, Juan II (que edificó la torre del homenaje sobre algo anterior) y Enrique IV. Carlos I y Felipe II también realizaron obras, como el ahondamiento del foso con una profundidad de 20 metros, con la sustitución del primitivo patio de armas por el herreriano actual y con el remate de torres y cuerpos con chapiteles de pizarra que le confieren ese carácter de castillo-palacio centroeuropeo.

Lugares_historia_alcazar
El Alcázar de Segovia es un castillo de cuento./ Imagen cedida por Shutterstock

El Alcázar de Segovia se convirtió en la residencia favorita de los reyes medievales de Castilla cuando la corte era itinerante. Está situado sobre un peñasco en meseta triangular que forma la confluencia de los ríos Eresma y Clamores. Domina toda la ciudad.

Durante la Guerra de las Comunidades, el Alcázar de Segovia quedó completamente arrasado y su patrimonio artístico desapareció. En tiempos de Felipe II se procedió a su reconstrucción y acondicionamiento.

alcazar_segovia_lugares_historia
La dinastía Trastámara remodeló el Alcázar en varias ocasiones./ Imagen cedida por Shutterstock

Tiene una planta topográfica que se adapta a la roca sobre la que se eleva, formando más o menos un rectángulo acabado en punta. Consta de dos núcleos, uno, en torno al patio herreriano, con el frente a la ciudad y con el foso, puente levadizo, torre del Homenaje, dos cubos circulares con chapitel, más el interior con salas nobles. Tiene cuatro piso más las buhardillas y amplios sótanos.

El Alcázar de Segovia, de gran abolengo artillero, como la propia ciudad de Segovia, cuenta con una excelente colección de bombardas, pasavolantes y otra artillería primitiva. En su interior además destaca la sala de los Reyes, con cincuenta y dos estatuas policromadas y sedentes de los reyes y reinas de Asturias, León y Castilla, desde don Pelayo a Juana la Loca…

Su capilla conserva algunas obras de arte de especial interés como un retablo de tablas pintadas, procedente de Viana de Cega (Valladolid), atribuido al maestro Portillo; otro retablo (siglo XV) dedicado a Santiago y la Adoración de los Reyes de Bartolomé Carducho.

En Segovia se ha conservado íntegra la muralla, con más de treinta torres, de diferentes formas: cuadradas, rectangulares, semicirculares, pentagonales… y conserva tres puertas y cuatro postigos. Entre ellas, las puertas de San Cebrián, Santiago o San Andrés, y los postigos de San Juan Luna y Sol.

Igualmente, en la localidad de Segovia destacan las casas-fuertes, bien con torres, como las de Hércules, Lozoya o Arias Dávila, o simplemente con defensas a base de saeteras y troneras, y cuya nómina se eleva a más de una veintena de edificios fortificados.

segovia_patrimonio_historia
Durante la Guerra de las Comunidades el Alcázar quedó arrasado./ Imagen cedida por Shutterstock

Segovia es Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco. Sin duda, lo merece, porque además de su espectacular Alcázar, bello casco antiguo y señorial catedral, se alza en la ciudad castellano-leonesa su acueducto romano, una maravilla de la ingeniería de la Antigüedad.

Otra opción es conocer in situ la Iglesia de la Vera Cruz, levantada por los caballeros de la Orden del Santo Sepulcro, en el año 1208 a modo y semejanza de la del Santo Sepulcro de Jerusalén por su base dodecagonal con tres ábsides semicirculares. Pone los pelos de punta.

Todas las maravillas históricas y patrimoniales con las que cuenta la ciudad de Segovia son dignas de ser visitadas. El viajero puede contratar un tour para conocer a fondo los encantos de este rincón castellano.

Dónde dormir: Hotel Exe Casa de Los Linajes; Calle Dr. Velasco, 9, 40003 Segovia; teléfono: 921414810.

Dónde comer: Restaurante San Marcos; Calle de San Marcos, 30; 40003 Segovia; teléfono: 921433649.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *