Home Pueblos Los pueblos con más historia para recorrer en moto
Los pueblos con más historia para recorrer en moto

Los pueblos con más historia para recorrer en moto

0
0

De Almería a Granada, de Cáceres a Salamanca, de Castellón a Teruel o de Álava a Cantabria. Cinco espectaculares e históricas rutas para los amantes de las dos ruedas

Es un tipo de viaje alejado del convencional. Recorrer los caminos a lomos de una motocicleta permite al viajero disfrutar de cada paisaje, de cada instante, ya que puede llegar a rincones poco transitados o casi abandonados. Toda una experiencia que hace del recorrido el propio viaje en sí. Músculos en tensión, vista y equilibrio agudizados al máximo. Y dotado de una buena protección para la larga aventura, como un casco de motocross y un mono adecuado. En total libertad con el viento como acompañante y la velocidad como fiel aliada. La aventura va a comenzar.

A través de cinco interesantes rutas para hacer en motocicleta, el viajero completa los cuatro puntos cardinales de la Península Ibérica en otros no menos itinerarios repletos de historia. Con su caballo motorizado descubrirá parques naturales donde habitaron antiguas civilizaciones, emulará a los conquistadores que hicieron fortuna en América, conocerá la historia de un antipapa español, visitará bellos pueblos encalados o lugares donde permanece la leyenda.

1) De Cabo de Gata a Granada

Se trata del espacio protegido marítimo-terrestre de mayor superficie e importancia de la zona del Mediterráneo. Pues bien. Desde el excepcional paraje natural del Cabo de Gata parte esta primera ruta motera que recorre el interior de las provincias de Almería y Granada hasta llegar a la ciudad de la Alhambra morisca. A través de carreteras como la A-348, A-4132 o A-44, el viajero recorre más de 200 kilómetros en un itinerario cargado de historia y bellos paisajes.

gata_almeria
El Cabo de Gata./B25es

El Cabo de Gata es el otro Finisterre, que con su faro evoca el fin del mundo, avisando de los afilados acantilados, en una de las zonas marítimas más transitadas del mundo. Este oasis ecológico que fue plató de cine y cuna de civilizaciones es el inicio de un recorrido que atraviesa bellos lugares como Trévelez, cuna de un excelente jamón, o Lanjarón, la puerta de las Alpujarras y con unas medicinales aguas termales.

2) Ruta de los Conquistadores

A lomos de su motocicleta, el avezado viajero emula en este recorrido por las provincia de Cáceres y Salamanca a los nobles hidalgos que partieron al Nuevo Mundo y conquistaron nuevas tierras para el Imperio español. Desde Trujillo a Ciudad Rodrigo, esta ruta recorre los lugares de origen de conquistadores como Francisco de Pizarro o Francisco de Orellana, ambos ilustres hijos de la primera localidad.

La Muy Noble, Muy Leal, Insigne y Muy Heroica ciudad de Trujillo supone el punto de partida de un itinerario de 238 kilómetros que, con sus oportunas paradas, el motero puede realizar en unas cinco horas. La hermosa Trujillo da paso, ya en tierras de Castilla y León, al municipio de Candelario, un pueblo de montaña con muros anchos de piedra y grandes balcones de madera.

plaza_trujillo_lugares_historia
Plaza Mayor de Trujillo.

Por la SA-220, el motero prosigue su ruta hasta llegar a Mogarraz, Conjunto Histórico y Artístico y Reserva de la Biosfera. Se pasa también por La Alberca, el primer pueblo de España en lograr la mención de Conjunto Histórico Artístico para acabar su ruta en Ciudad Rodrigo, a pocos kilómetros de la frontera portuguesa. Esta localidad salmantina es tierra de vetones y presume de un patrimonio que fascina al viajero.

3) Ruta del Papa Luna

La tercera ruta que el viajero emprende a lomos de su motocicleta le lleva a recorrer el interior de la provincia de Castellón en un recorrido a través del cual gozará de bellos paisajes y rica historia con tranquilidad, ya que la mayoría del itinerario se realiza por la carretera nacional 340. Partimos de la localidad templaria de Peñíscola que, con su espectacular castillo, acogió al Papa Luna. Su magnífica fortaleza medieval despide a un viajero que dirige su aventura hacia Vilafamés.

Esta localidad llama la atención por el predomino de sus construcciones de piedra, entre las que sobresale la Roca Grossa, un tremendo pedrusco con 2.160 toneladas de peso y una inclinación de 34 grados. Casi nada. Abandonamos la provincia de Castellón para pasar a tierra turolenses a través de la CV-190 y la CV-175. Puertomingalvo es un hermoso pueblo de origen medieval asentado sobre un promontorio rocoso presidido por un destacado castillo y lleno de calles estrechas. La ruta finaliza en Rubielos de Mora. El conocido como Pórtico de Aragón es un recoleto pueblo de casas solariegas declarado Conjunto Histórico Artístico.

4) Ruta de los Pueblos Blancos

Atravesamos buena parte de la Península Ibérica para llegar a su zona del sur. Con la moto de gran cilindrada como fiel y atrevida compañera, el viajero se adentra en una ruta que recorre hasta cinco provincias de Andalucía: Almería, Granada, Málaga, Córdoba y Cádiz. Que se dice pronto. El itinerario abarca casi 500 kilómetros de distancia y el horario previsto para completarlo se estima en 10 horas. Recomendado completarlo con tranquilidad y, si es posible, en un par de días para que se disfrute en su totalidad, de cada rincón y los bellos parajes que predominan. Por ello resulta recomendable ir pertrechado de viandas y ropa de cambio, que podemos llevar en unas prácticas alforjas de moto.

Frigiliana_vista_aerea
Panorámica de Frigiliana./Samu73

El punto de partida es Mojácar, en Almería. La cuna del movimiento hippie nacido en los sesenta del pasado siglo da inicio a una ruta que sigue por los hermosos pueblos de Lucainena de las Torres (por la N-340) y Pampaneira (por la A-7), ya en tierras de Granada. De esta provincia la moto arriba hasta Málaga, en concreto a Frigiliana (N-323), un pequeño pueblo de herencia morisca y casas encaladas. Rumbo norte se llega hasta Zuheros, en Córdoba (A-7 y A-45), repleto de rincones llenos de sabor tradicional. El broche de la ruta lo pone Vejer de la Frontera, bello pueblo gaditano, situado en lo alto de una esbelta colina.

5) Ruta de los Pueblos Encantados

De sur a norte. Viajar en motocicleta por la zona del País Vasco y Cantabria es toda una delicia para los sentidos. Al sur de la provincia de Álava se sitúa Laguardia, una población amurallada con encanto llena de cuevas y bodegas familiares. Este es el punto de partida del último camino en moto por España. En poco más de 80 kilómetros, si coge la N-232, se llega a Frías, al norte de la provincia de Burgos. Este lugar, declarado Conjunto Histórico Artístico, es la ciudad con menor población de España. Con un encanto espacial recorremos sus rincones para seguir por la N-232 rumbo a tierras cántabras.

frias_lugares_historia
Vista general de la localidad de Frías.

En poco más de dos horas el viajero llega hasta Bárcena Mayor, que sobresale por su arquitectura montañesa. Ponemos rumbo norte, en busca de la costa cántabra. Por la CA-817 se arriba hasta Santillana del Mar, la ciudad de las tres mentiras, pues no es santa, ni llana, ni tiene mar. Parece un pueblo de cuento y cerca están las Cuevas de Altamira. La última parada la realiza el motero en Liérganes (por la A-8), donde conocerá la leyenda de su hijo más conocido, Francisco de la Vega Casar, el hombre pez. En total, esta pedazo de ruta abarca los 310 kilómetros, que obligan al motero a invertir más de siete horas de viaje.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *