Home Castillos Peñíscola (Castellón)

Peñíscola (Castellón)

0
4

Emplazado sobre una península rocosa que divide a la ciudad en dos mitades, el imponente castillo que domina Peñíscola, en la provincia de Castellón, es el eje vertebrador de una localidad con mucha historia a sus espaldas. No en vano fue dominio templario y en ella se asentó el Papa Luna en el siglo XV tras el Cisma de Occidente que dividió a la jerarquía eclesiástica. También se ha rodado aquí la superproducción cinematográfica de El Cid.

Colonia griega y romana, Peñíscola fue cuna de personajes ilustres como el Rey Lobo Mohamed ben San, Aben Mardanis, quien logró mantener un reino musulmán en el sudeste de la Península Ibérica frente a los invasores bereberes, o el literato Ali Albatá.


Sobre la peña calcárea de Peñíscola se levanta su casco viejo, del que sobresale, sin duda, el castillo del Papa Luna, quien tomó el nombre de Benedicto XIII. Declarado monumento Histórico-Artístico, fue construido por los templarios entre los años 1294 y 1307 sobre los restos de la alcazaba árabe. No obstante, el personaje más ilustre que habitó sus aposentos fue, sin duda, el antipapa Pedro Martínez de Luna.

Bajo sus muros asentó la sede pontificia de los papas exiliados en Aviñón y convirtió el castillo en palacio y biblioteca pontificia tanto para él como para su sucesor, Clemente VIII. La fortaleza cuenta con grandes murallas de estilo renacentista que sirvieron de protección contra el ataque de los piratas berberiscos en el siglo XVI. Fueron encargadas por Felipe II.


La ciudad antigua cuenta con tres entradas: el Portal Fosc, de estilo renacentista y que cuenta con un escudo conmemorativo de Felipe II, la puerta de Sant Pere, mandada construir por el Papa Luna, y la puerta de Santa María, construida en 1754 por orden del monarca Fernando VI, para mejorar los accesos a la localidad de Peñíscola.


Peñíscola se ha convertido en un destino turístico de primer orden a nivel nacional por la calidad de sus amplias playas que se sitúan a norte y sur de la península del castillo. Junto a este reclamo, sobresalen otros atractivos de los que el viajero puede disfrutar, como la Iglesia Parroquial de Sant María, de estilo gótico, la ermita de la Virgen de la Ermitana, el Parque de Artillería o el Museo de la Mar.

También os dejo con un enlace que permite conocer un poco más esta singular población repleta de historia.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(4)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *