Home Pueblos Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo
Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo

Olite, una joya de ciudad real presidida por su espectacular castillo

0
2

Es la capital de una de las cinco históricas merindades del reino de Navarra, toda una joya de pasado noble y rancio abolengo que guarda su historia tras las murallas. Fuera de ellas se abren los campos que sirven de cultivo para la vid que produce los mejores vinos de la Comunidad Foral. En tiempo de vendimia estalla la fiesta en Olite.

A algo más de 40 kilómetros de Pamplona emerge esta localidad navarra, capital de la merindad de mismo nombre. Situada justo en la zona que constituye el punto de transición entre la montaña y la ribera, aparece rodeada por murallas romanas y medievales, que ciñen en doble cerco un conjunto bien trazado de rúas y plazas.

Es una auténtica ciudad real, presidida por un castillo-palacio del siglo XV, visible desde cualquier rincón. En una de sus alas, en el llamado Palacio Viejo, abre sus puertas el Parador. Junto a él se encuentra la iglesia de Santa María la Real, gótica del siglo XIII, que se comunica mediante un pasaje con la Plaza de Carlos III el Noble, donde se alza el Palacio Real, en el quer destacan sus galerías, torres, jardines y miradores, que permiten dar un paseo por la Edad Media.

Al palacio se accede a través del Jardín Viejo, desde el que se llega a la Gran Torre. El tocador de la reina, el jardín colgante, la cámara de los yesos o la galería del rey son algunas de las dependencias que no hay que perderse antes de proseguir el recorrido por la ciudad. Otros monumentos a destacar son el Ayuntamiento, la Torre del Chapitel, la iglesia de San Pablo y el monasterio de Santa Clara, antiguo convento de los hospitalarios de San Antón.

Olite fue plaza fuerte del rey godo Suintila (hacia el año 620) y luego palacio y castillo donde los reyes de Navarra tenían defensas y reparo. No obstante, su esplendor lo vivió con Carlos III el Noble, empedernido botánico que hizo traer a sus huertos y jardines jazmines de Alejandría, pomelos, cidras y otras plantas nunca antes vistas en Europa.

Enclavado en un antiguo Palacio del siglo XVII, el Museo de la Viña y el Vino, en la misma plaza donde se alza el Parador, ofrece al viajero la oportunidad de acercarse a la cultura del vino. En la actualidad, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra y la Estación Vitivinícola de Navarra tienen su sede aquí.

A todo buen viajero que se precie le gustar emprender una excursión bien informado del lugar que tiene intención de descubrir. Aparte de las guías físicas que pueda recoger y de la información que ofrece esta humilde bitácora, existen otras páginas web que ofrecen datos detallados y prácticos para visitar Olite. Recomendable.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *