Home Castilla-La Mancha Monasterio de Uclés: el Escorial de la Mancha (Cuenca)
Monasterio de Uclés: el Escorial de la Mancha (Cuenca)

Monasterio de Uclés: el Escorial de la Mancha (Cuenca)

0
2

Es conocido como El Escorial de la Mancha. El Monasterio de Uclés, siglo XVI, se parece a un castillo porque en realidad lo es: es la casa madre de la Orden militar de Santiago. Por una parte es convento y por la otra castillo. Edificado sobre parte del perímetro de la fortaleza de la cual se conservan las torres de la Plata y del Homenaje, el complejo fue donado por el Rey Alfonso VIII a la orden militar para albergar las huestes que lucharían en la Reconquista. Ésta, con la llegada del primer maestre don Pedro Fernández, la convirtió en una fortaleza monacal.

Durante unos cuantos años, la Orden de Santiago dispuso de una sede en San Marcos de León que rivalizó con la de Uclés, hasta que Fernando III el Santo unió ambas en 1230. Desde entonces, a Uclés se la considera como la sede de esta orden a la que pertenecieron ilustres artistas como Velázquez o Quevedo. Es un lugar con mucha historia y pasado, sin duda.

vista lateral del monasterio de uclés
Castillo monasterio de Uclés./-www.escapadasparados.es

El castillo convento tiene bajo sus cimientos un castro celtíbero sobre el que los visigodos levantaron un castrum que los moros rehicieron y que, tras la conquista cristiana, los caballeros santiaguinas aprovecharon para levantar parte de sus edificios. Aunque en el transcurso del tiempo le han hecho tantas adiciones y reformas que a veces resulta difícil identificar cada periodo.

El recinto extendía sus murallas y defensas alrededor de un kilómetro cuadrado de superficie, que dejaba a la localidad conquense en penumbra una hora antes que los pueblos vecinos. La pérdida del carácter militar de la orden santiaguesa tras el empuje cristiano aceleró la transformación de Uclés en un monasterio. Su construcción duró más de dos siglos.

Para acceder al conjunto, el viajero debe atravesar una primera muralla de la albahaca que protegía la huerta, regada por el río Bedija para, dejando atrás un segundo muro dispuesto en cremallera, llegar al convento propiamente dicho, construido entre 1529 y 1735. Al ala este plateresca (iniciada en 1529 por Carlos V), sucede una iglesia de estilo herreriano (siglo XVI), un extenso patio de armas (siglo XVII), las alas norte y sur y la portada principal, churriguresca (1735), bajo el reinado de Felipe V.

vista de la fortaleza de uclés.
Castillo fortaleza de Uclés./minube.com

El convento, propiamente dicho, se alza sobre un templo anterior de estilo gótico. Construido enteramente en piedra de sillería muestra una fachada adornada con relieves y coronada por una gran estatua de Santiago. Un gran portal da entrada al espacioso patio adornado con galerías bajas y altas, con un aljibe en el centro y una escalera que comunica con las antiguas habitaciones y viviendas de los canónigos, cátedra, hospedería, refectorio,…

La sacristía, de estilo platero, y el refectorio, que luce un artesonado de caserones hexagonales, decoración vegetal y medallones con las efigies de los maestres de la Orden de Santiago, sobresalen entre las distintas dependencias monacales. La iglesia, de una sola nave con crucero alto separado por una magnífica reja con las armas reales y la cruz de Santiago, corresponde al proyecto de don Juan de la Vega, que trabajó en ella en el siglo XVI.

En el altar mayor se conserva un retablo del siglo XVII que conserva pinturas de la pasión de Cristo y la glorificación del Salvador. En el centro hay un cuadro de Santiago Apóstol (siglo XVII), de Francisco Ricci. Tras la desamortización de Mendizábal (1836), el edificio ha sido monasterio, internado, noviciado, hospital, cárcel y seminario.

panorámica del monasterio de uclés
Vista general del Monasterio de Uclés./Mr. Tickle

En la iglesia del monasterio de Uclés, cuyo conjunto está declarado Monumento Nacional, se localiza la tumba del poeta Jorge Manrique y de su padre don Rodrigo Manrique, maestre de Santiago. Entre sus muros tomó el hábito Santo Domingo de Guzmán, fundador de los dominicos.

El viajero habrá visto el monasterio aunque sea de lejos porque es el fondo de la última escena de la película Alatriste, cuando el capitán de la famosa serie de Arturo Pérez Reverte muere en la batalla de Rocroi. Y si está interesado en visitar el recinto, debe saber que la entrada es libre. Los horarios, sujetos a la disponibilidad, son, en verano, de 10 a 18 horas. En invierno, de 10 a 20 horas. Si se contrata audioguía el precio es de 4 euros.

Rica es la historia y los tesoros artísticos que se pueden hallar en el Monasterio de Uclés. Tan solo invito al viajero a que abra bien los ojos y disfrute de este vídeo emitido por el canal autonómico de Castilla la Mancha, que le pone en antecedente si desea organizar su hatillo y emprender rumbo a Cuenca. Le sorprenderá el lustroso pasado que conserva este sitio, así como otros lugares de la provincia como Alarcón o el parque romano de Segóbriga:

Dónde dormir: Casa Palacio-Villa de Uclés; c/ Angustias; Uclés (Cuenca); teléfono: 969135065.

Dónde comer: La Posada de Perico Misón; Plaza Pelayo Quintero, 4 2ª; Uclés (Cuenca); telefono: 609156337.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *