Home Andalucía ¿Se esconde la Atlántida bajo el suelo de Jaén?
¿Se esconde la Atlántida bajo el suelo de Jaén?

¿Se esconde la Atlántida bajo el suelo de Jaén?

0
1

A las afueras de Jaén, en el paraje de Marroquíes Bajos, se han encontrado vestigios de un poblado formado por anillos concéntricos de tierra y canales de agua. ¿Es Jaén el modelo en el que se basó Platón para el mito de la Atlántida? Esta es la teoría que sustenta algún que otro historiador, como Luis Lucena Canales. Y para tratar de certificarla, se basa en algunas pruebas, como los petroglifos aparecidos en la Cueva de Estoril, en el Barranco de la Tinaja.

Son marcas de piedra que podrían haberse grabado dos mil años antes de Cristo y simbolizar la raíz de Atlas-Atlántida en el alfabeto griego-fenicio. Estas marcas van acompañadas de símbolos de tipo esférico que algunas hipótesis identifican con la supuesta ciudad circular rodeada de agua que menciona Platón en el Timeo.

Según Lucena, la zona de Marroquíes Bajos estaba por aquella época rodeada por un gran lago. “También coinciden las distancias lineales marcadas por Platón entre lo que pudo ser la Atlántida y las columnas de Hércules (Gibraltar) El historiador también apunta que la ciudad jienense fuese en 2.500 a. C. un gran observatorio astronómico megalítico en el que sus contemporáneos estudiaban los movimientos de la tierra, los solsticios o los equinoccios y todo aquello que antes eran misterios del universo.

Marroquíes Bajos es un yacimiento de enorme extensión (75 hectáreas), datado en la Edad del Cobre, que apareció en el área de expansión urbana de la capital jienense. Su importancia fue tal que las autoridades, ante lo notable del hallazgo, tomaron la decisión de convertirlo en un parque arqueológico para integrarlo en la ciudad. Pero poco se ha hecho para preservarlo.

atlantida_dibujo
Recreación de la Atlántida.

Fruto de los diversos trabajos de excavación desarrollados en la zona desde 1995 se han reconocido una serie de periodos culturales que se extienden desde el tercer milenio a.C. hasta la actualidad. Existen evidencias constructivas que demuestran una prolongada ocupación, primero esporádica y puntual durante el Neolítico Medio, y un complejo proceso de uso y abandono que abarcaría desde el Calcolítico hasta nuestros días. Ha contado con cuatro fases definidas de ocupación: Calcolítica, ibérica, romana y medieval islámica. En total se han propuesto 19 fases.

El espacio habitado se organizaba en una serie de anillos concéntricos delimitados por un sistema defensivo de fosos de agua excavados en la base geológica (con sección en U o V), flanqueados en su lado interior con empalizadas de madera y muros de adobe o piedra. El sistema de fosos permitía recoger el agua procedente de los manantiales del Cerro de Santa Catalina. Se han llegado a contabilizar hasta cuatro anillos seguros y otros dos probables.

Aun en la actualidad es posible advertir sobre el plano de Jaén la herencia de la topografía del asentamiento, pues dos vías urbanas (Doctor Eduardo García-Triviño López y Federico Mayor Zaragoza) discurren describiendo una curva, ya que fueron planificadas sobre el antiguo trazado férreo, que aprovechó los terraplenes que la erosión acumuló sobre los restos de las murallas calcolíticas de uno de estos anillos.

Las excavaciones han puesto al descubierto un lienzo de muralla de hace unos 4.000 años y que los expertos consideran como un referente dentro del periodo Calcolítico. Este poblado sería también, junto con el de Los Millares, en Almería, el más antiguo documentado en Andalucía y quizá también el asentamiento habitado más antiguo de Europa.

yacimiento_jaen
Así era el poblado de Marroquíes Bajos en la Antigüedad.

Unos cuantos investigadores definen a este espacio como la Venecia de hace 4.500 años por la abundancia de canales y sistemas hidráulicos prehistóricos que han quedado al descubierto, como drenajes del siglo XVII; canales y molinos de noria islámicos; y hasta molinos, albercas y canales romanos.

De ahí a que Marroquíes Bajos se considere como la posible existencia de la Atlántida, que no deja de ser por el momento un mito, resta un gran trecho. La Atlántida, según el relato de Platón, sería un territorio hoy desaparecido, habitado hacia 9.500 a.C. en el espacio existente entre Europa y América, donde en la actualidad se extiende el océano Atlántico. Una isla “más grande que Libia y Asia juntas” formada por círculos concéntricos.

Jaén se presenta como una provincia repleta de historia. Lugar de relevantes batallas de la Antigüedad como Baécula, de la Edad Media (Las Navas de Tolosa) o la más reciente de Bailén frente a los invasores franceses en el siglo XIX, es tierra también de iberos y castillos. Los escenarios de pasado relevante que el viajero puede visitar son unos cuantos, a cada cual más interesante: Porcuna, Cástulo o Baños de la Encina.

Cómo llegar: Marroquíes Bajos se localiza concretamente en la antigua periferia septentrional de Jaén, donde se situaba un espacio de huerta más allá de la estación de ferrocarril.

Dónde dormir: Hotel Condestable Iranzo; Paseo de la Estación, 32; 23008 Jaén; teléfono: 953222800.

Dónde comer: Mamma Mía Jaén; Calle de Castilla-la Mancha, 1; 23009 Jaén; teléfono: 953267494.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *