Home Andalucía Los lugares donde se ocultaron y combatieron los maquis
Los lugares donde se ocultaron y combatieron los maquis

Los lugares donde se ocultaron y combatieron los maquis

0
10

Perseguidos como estaban por la dictadura franquista tras la conclusión de la Guerra Civil, hicieron de la montaña su peculiar búnker de resistencia enconada y férrea defensa con el fin de combatir el fascismo. Las zonas boscosas y densas en vegetación repartidas por distintos puntos de la geografía hispana proporcionaron escondite y cobijo a los maquis, guerrilleros de resistencia, la mayoría republicanos fugitivos que se negaban a entregar las armas, y que supieron hacer de estos lugares con historia un auténtico fortín hasta la década de los sesenta del pasado siglo. Su final no fue marcado hasta las muertes a tiros de combatientes como Quico Sabater en 1960, Ramón Vila en el 63, en Cataluña, y José Castro Veiga en el 65, en Galicia.

El noroeste español, en concreto de la zona que comprende Galicia hasta Cantabria, Asturias, norte de León y Palencia; el Sistema Ibérico con las provincias de Teruel, Castellón, Valencia y Cuenca; la zona que abarcaba parte de Extremadura, norte de Córdoba, Ciudad Real, Toledo, Ávila y las montañas del Sistema Central; desde las montañas extremeñas hasta las sierras de Albarracín y Cuenca (de Gredos a Despeñaperros); y el sur de Andalucía (Cádiz y el eje Granada-Málaga) fueron las zonas de mayor actividad guerrillera de los maquis. Sin olvidar otros puntos dispersos y de gran valor estratégico como el Valle de Arán, el Alto Aragón o las comarcas catalanas del Bages y el Berguedá.

valle_aran_lerida
El valle de Arán.

Se trataba de lugares rurales y aislados de la civilización que permitían favorecer la actividad de guerrilla, aunque les dificultaban en gran manera para avanzar posiciones y lograr el objetivo de derrocar al franquismo. Aunque en las ciudades también actuaron pequeños grupos de resistencia; como Barcelona, donde los maquis contaban con el apoyo de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) En Madrid, la guerrilla urbana adoptó un carácter comunista al ser apoyada por el PCE.

Los maquis escogían áreas donde podían contar con la colaboración de una parte de la población que pudiera sustentarles y aprovisionarles de alguna manera con alimentos, cobijos o información. Uno de los grupos combativos más activos fue el de la Federación de Guerrillas de León-Galicia, nacido en 1942 (primera organización guerrillera de la posguerra), momento en el que celebró su congreso fundacional en los montes de Ferradillo, cerca de Ponferrada. Integraba a socialistas, cenetistas, anarquistas, ugetistas, comunistas y combatientes sin militancia definida.

El Valle de Arán (Lérida) se convirtió en uno de los lugares fundamentales para la guerrilla española; allí se internaron varias unidades de combatientes en el exilio en noviembre de 1944 durante el marco de la operación ‘Reconquista de España’, dirigida por la Junta Suprema de Unión Nacional (JSUN), un organismo bajo la órbita del PCE. El propósito de la operación (que organizó a un gran grupo de entre 4.000 y 7.000 soldados) fue liberar un pequeño territorio donde se pudiera instalar un gobierno provisional republicano, fomentar la insurrección contra la dictadura de Franco y, sobre todo, en el contexto de la reciente liberación de Francia tras la II Guerra Mundial, conseguir la ayuda de los aliados.

maquis_posguerra
Grupo de maquis durante la posguerra.

La operación fracasó, pero sí se convirtió en un hecho histórico de gran envergadura, que además marcó un nuevo ciclo en la guerrilla antifranquista. Pese a la decepción que supuso la no invasión del Valle de Arán, algunas columnas lograron progresar hacia el interior de la península ibérica y enlazar con las partidas que habían permanecido en el monte desde el año 1939. Los puntos más importantes de penetración a lo largo de los Pirineos fueron Roncesvalles, Roncal, Hecho, Canfranc o Andorra.

Por lo que respecta a la cornisa cantábrica, los maquis buscaron zonas propicias para subsistir y preparar emboscadas conga el enemigo como Liébana, Campoo, Miera, los montes de Los Carabeos y otros lugares enclavados en Valdáliga o Villaescusa. En la zona de Navarra, los guerrilleros utilizaron cavidades propias de la naturaleza, como las míticas cuevas de Urdax, para guardar refugio.

Luego, en cada uno de los territorios donde actuaron las guerrillas existen lugares de enorme significado. Un caso muy conocido es el de Cerro Moreno, en la provincia de Cuenca, donde en noviembre de 1949 la Guardia Civil llevó a cabo un asalto a un campamento de la Agrupación Guerrillera de Levante-Aragón donde murieron varios soldados. Este fue uno de los grupos de maquis más activos de todos; actuó en la zona comprendida entre el sur de Teruel, el interior de Castellón y el norte de Cuenca.

cerro_lucero_maquis
Cerro Lucero, otro insigne campo de acción de los maquis.

En el caso de Andalucía, uno de los focos de resistencia más emblemáticos es Cerro Lucero, situado en la provincia de Málaga. Allí, el 6 de diciembre de 1948 la Guardia Civil asaltó el campamento de la Agrupación Guerrillera de Granada, pero con pésimos resultados: ninguna baja guerrillera se produjo frente a varias caídos de la Benemérita.

La represión franquista ante la resistencia encontrada se intensificó y supuso, finalmente, la extinción de los maquis. Muchos de sus integrantes murieron o fueron detenidos; otros, los que corrieron con mayor fortuna, escaparon al exilio en Francia o Marruecos. El temor y la locura del propio dictador le motivaron a levantar barricadas y auténticos búnkers defensivos en el estrecho fronterizo de los Pirineos, en lo que era conocido como la Línea P. Temía una invasión aliada. También quiso levantar una base para submarinos en las Canarias con la ayuda de Hitler.

Los maquis sembraron la historia de España con un sinfín de hazañas y fracasos que conforman sin duda un ideal, el de la lucha por la libertad. En el programa radiofónico El Abrazo del Oso (Onda Merlín 107.3 FM Madrid) hablan de estos guerrilleros que mantuvieron en jaque a las fuerzas franquistas durante varios años.

Dónde dormir: Hotel Arán; Avda. Castiero, 5; 25530 Vielha (Lérida); teléfono: 973 64 00 50; hotelaran@hotelaran.net.

Dónde comer: Restaurante El Molí; Sarriulera, 26; Vielha (Lérida); teléfono: 973641718.

maquis_zonas_españa
Las zonas coloreadas concentran la mayor actividad de los maquis en la posguerra.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(10)

    1. Agradezco muy mucho tus palabras de reconocimiento hacia el blog Eowyn. Cierto es que la historia de nuestro país no ha reconocido lo suficiente el importante papel que los maquis jugaron en la lucha contra el fascismo. Es un apartado que deberíamos estudiar más, y el blog ha querido reconocer este trabajo destacando los lugares que les sirvieron de cobijo.

      Gracias por comentar

    1. Muchas gracias por tus palabras. Tanto la provincia de León como Asturias son dos puntos extraordinarios de nuestro país con un pasado a sus espaldas abundantísimo y memorable. Resulta apasionante saber que montañas y cuevas hayan pasado a la historia por haber servido de escondrijo de personas que combatían por la libertad.

      Saludos!

  1. se debería de conocer más de estas personas, historias que ponen los pelos de punta, muchas de ellas acabaron en los montes por culpa de la persecución que sufrieron después de la guerra civil, como Juan Fernandez Ayala conocido en los picos de Europa como Juanín. Si alguien le interesa el tema aconsejo la lectura del libro Juanín y Bedoya ( los últimos guerrilleros) y la mujer del maquis.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *