Home Madrid Los bares con más historia de Madrid
Los bares con más historia de Madrid

Los bares con más historia de Madrid

0
0

Bares, qué lugares tan gratos para conversar… El estribillo de la famosa canción de Gabinete Caligari nos sirve hoy de excusa para realizar un viaje diferente, un recorrido por los establecimientos que han dejado huella en la capital de España. Una ruta por la historia reciente de Madrid a través de sus bares.

El cineasta Álex de la Iglesia se inspiró en El Palentino (calle del Pez, 8) para rodar una de sus últimas películas, El Bar (2017) Este recoleto local vivió la explosión y declive de la movida madrileña allá por los años ochenta del pasado siglo. Llama la atención del viajero los espejos de las paredes y su popular fachada de mármol roto y ventanas de aluminio. Abrió en 1942 y en la actualidad sigue dando guerra. Aunque la muerte de uno de sus dueños, César Herrezuelo, ha propiciado su cierre. Una lástima.

Si existe algo típico en los bares de Madrid es tomar un buen bocadillo de calamares. En El Brillante (Plaza del Emperador Carlos V, 8), que el viajero puede localizar en la glorieta de Atocha, bien lo saben, pues en el año 1997 Bill y Hillary Clinton entraron en este bar para cumplir con la tradición mientras estaban en la capital por una cumbre de la OTAN. Comenzó su actividad en 1961.

iberia_bar_madrid
El Bar Iberia es punto de encuentro de los taxistas madrileños./localtop.es

El bocata de calamares no se puede tomar solo. Mejor si va acompañado de una fresca cerveza. Uno de los bares con más solera en el arte de tirar cañas de Madrid es El Doble (Ponzano, 58), abierto en 1987. Esta taberna que parece de estilo costumbrista está decorada con azulejos de Talavera de la Reina. Se sitúa en Ponzano, kilómetro cero del tapeo madrileño.

Caracoles y taxistas

Otra tradición culinaria que permanece en algunos bares de Madrid es comer caracoles. Pues en el local de mismo nombre (plaza de Cascorro, 18) cumplen con este dogma desde 1942. Sus clientes son fijos la degustación de este molusco en un establecimiento que destaca por sus azulejos geométricos, los detalles decorativos de los años setenta y la mezcla de público heterogéneo.

El bar Iberia (Glorieta de Ruiz Giménez, 4) es punto de encuentro y tertulia de muchos taxistas del turno de noche de Madrid. Abre 21 horas ininterrumpidamente y se ha convertido en un clásico de la capital de España. Lleva abierto desde 1979 y ve pasar a todo tipo de clientela.

bar_doble_madrid
El Doble tiene fama por servir las mejores cañas tiradas de Madrid.

Un barrio con tanto arte como el de las Letras acoge una taberna centenaria. Es Casa Alberto (situado en la calle de las Huertas, 18), que ocupa el solar donde el ilustre Miguel de Cervantes vivió y escribió la segunda parte de El Quijote y de Los trabajos de Persiles y Segismunda. Sobresale por su estética, con una fachada de color rojo y una barra con lavadero de vasos. Lo frecuentaba a menudo Enrique Tierno Galván, primer alcalde madrileño de la democracia.

Vermú de grifo y barra de zinc. Son las dos principales características de Bodegas Alfaro (calle Ave María, 10), localizada en el barrio de Lavapiés. Todavía conserva las grandes puertas de color rojo que antaño significaba que en el local servían buen vino. Lo consideran un templo de las anchoas y de los boquerones en vinagre.

La estética kistch de los 70

Con una estética que presenta azulejos en las paredes y vigas de madera que nos traslada a los años 70 destaca Casa Revuelta (calle de Latoneros, 3), una taberna en la que codazos los domingos para probar los soldaditos de Pavía (bocados de bacalao rebozado típicos de la gastronomía popular madrileña), los torreznos y los callos. Lo abrió en 1966 el vallisoletano Santiago Revuelta.

Una churrería que se ha puesto de moda en la capital es el Bar Benteveo (calle de Santa Isabel, 15). Con su aspecto retro de mesas y sillas de fornica, butacas de escay rojo y suelos de mármol, ha sido uno de los escenarios de la exitosa serie El Ministerio del Tiempo.

Curiosa es la costumbre que se da en Casa Pepe (calle de Celanova, 19), de tirar al suelo los huesos de las alitas de pollo que se sirven a diario. Situado en el barrio del Pilar, también triunfan entre sus clientes las patatas bravas y la oreja a la plancha. A destacar la colección de peluches que hay detrás de la barra.

Sabrosos aperitivos y cócteles que despiertan el interés de ilustres del cine español, como Sara Montiel, que ese tomaba aquí el aperitivo casi a diario. Se trata de Richelieu (Paseo de Eduardo Dato, 11), que conserva ese aire de club privado con el que se inauguró en 1969. Como el nombre del local indica, un gran cuadro del cardenal Richelieu preside su estancia principal.

bar-Brillante
En El Brillante resulta obligado probar sus bocatas de calamares.

En su visita a Madrid el año 200, la banda irlandesa de música U2 le dio popularidad a Casa Julio (calle de la Madera, 37) porque acudieron para probar in situ sus deliciosas croquetas. Este bar de Malasaña, que abrió en 1921, es conocido además por sus cañas bien tiradas y la costumbre que tenían los serenos de los años 40 del pasado siglo de tomar un vermú a mitad de la noche durante sus guardias.

Café Manuela (San Vicente Ferrer, 29), antaño una carpintería, fue lugar de encuentro, reunión y tertulia de literatos de la talla de Francisco Umbral, Carmen Martín Gaite o Rafael Sánchez Ferlosio. Su fachada roja recuerda el pasado artesano del local, en la zona de Malasaña, por donde ahora pasan hipsters del barrio.

El viajero pone colofón a su ruta de bares con más historia de Madrid haciendo parada y almuerzo en el Café Pepe Botella (calle de San Andrés, 12), un local en cuyas paredes todavía cuelga un retrato de Napoleón. Su hermano, José Bonaparte (que fue rey de España), da nombre a un establecimiento que abrió sus puertas a mediados del siglo XX. Mantiene una actividad cultural intensa, y su reclamo para probar son las patatas fritas con pimentón dulce y un café excelente.

Dónde dormir: Hotel Paseo del Arte; Calle de Atocha, 123, 28012 Madrid; teléfono: 912984800.
NH Madrid Zurbano; calle de Zurbano, 79-81, 28003 Madrid; teléfono: 914414500.
Las Musas Hostel Madrid; Calle Jesús y María, 12, 28012 Madrid; teléfono: 915394984.
Hotel Leonardo; Calle de Alberto Aguilera, 18; 28015 Madrid; teléfono: 914460900.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *