Home Extremadura Llerena (Badajoz)
Llerena (Badajoz)

Llerena (Badajoz)

0
2

Emplazada en un llano a los pies de la sierra de San Miguel, emerge uno de los conjuntos arquitectónicos más interesantes y mejor conservados de la Baja Extremadura, Llerena. La presencia de poetas, escritores y cronistas la convirtió en un centro cultural de gran trascendencia que le valió el nombre de la ‘pequeña Atenas de Renacimiento’, en boca de Rodríguez Moñino. Villa de noble pasado, su memoria merece ser reconocida como uno de los lugares con más historia no solo de Extremadura, sino de toda la península ibérica.

Algunos historiadores la identifican con la antigua ciudad de Ara y otros con la romana Regina Turdulorum. La Llerena medieval (Ellerina o Ellerena) se la disputaron moros y cristianos por su posición estratégica sobre algunas vías importantes y por la comodidad de la Fuente Pellejera, que la surtía de frescas y sanas aguas. En 1241 los caballeros de la Orden de Santiago la conquistaron a los árabes y se convirtió en residencia del infante de Aragón, don Enrique, hermano de Alfonso X de Castilla. También residió en ella don Fadrique, hijo bastardo de Alfonso XI y doña Leonor de Guzmán. Doña Leonor, asesinada después en Talavera, estuvo presa en Llerena.

torre_llerena_lugares_historia
Torre de Nuestra Señora de la Granada de Llerena./Alejandro Vera Temiño

Durante la Guerra de la Independencia, el 10 de agosto de 1810, tuvo lugar en Llerena una importante batalla y las tropas francesas la saquearon y la quemaron. En junio de 1811 los soldados hijos de Llerena se alzaron en amas y la ocuparon. En su honor y en recuerdo del hecho se fundó el batallón de cazadores de Llerena, que tanto se distinguió en las luchas marroquíes y carlistas.

La visita debe comenzar en la plaza Mayor, convertida antaño en mercado de productos agrícolas, coso taurino o corral de comedias, según lo requería la ocasión. Considerada un buen ejemplo de plaza porticada, su urbanismo actual se remonta a la reforma llevada a cabo en tiempos de Felipe II. Al sur de la plaza se alza la iglesia de Nuestra Señora de Granada, y al norte, frente a la iglesia, el llamado portal de las Tiendas, de la Boticas, del Pan o de la Cárcel, formado por doce arcos de medio punto sujetos por columnas de piedra, y sobre ellos, dos plantas con ventanas, balcones y un remate abalaustrado.

En el lado este se abre el Ayuntamiento, de estilo neoclásico, y el portal de Morales, con nueve arcos de factura similar a los anteriores. En este portal estaban las casas que seguramente habitó Francisco de Zurbarán, el célebre pintor extremeño que trabajó en el monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe. Perfectamente restaurada en 1980, la plaza de Llerena figura entre las mejores de Extremadura y sorprende al viajero por la delicadeza de sus formas y el equilibro de sus volúmenes.

inquisicion_llerena_lugares_historia
La antigua sede del Tribunal de la Inquisición de Llerena./Chemasanco

La iglesia de Santa María de la Granada (siglo XIII), construida por el capitán Pelayo Pérez Correa, gran maestre de la Orden de Santiago al mando de Fernando III el Santo, cierra en flanco sur de la plaza con una doble galería de arcos que componen su fachada con los escudos de la ciudad y de la Virgen de la Granada. Del primitivo templo del siglo XIII solo subsiste la puerta del Perdón y los dos primeros cuerpos de la torre (56 metros de altura)

En la nave de la epístola se abre la capilla de San Juan Bautista (siglo XVI), que tuvo a la familia Zapata como benefactores, con una verja de hierro de estilo plateresco. La capilla del Bautismo, también llamada capilla del prior don Gonzalo de la Fuente (siglo XVI), conserva restos de un retablo manierismo y una imagen de San Jerónimo. El camarín (siglo XVII) de la Virgen de la Granada, patrona de Llerena, aparece cubierto por una cúpula decorada con estucos. La iglesia alberga también una interesante muestra de orfebrería litúrgica y dos órganos, uno del siglo XVIII.

llerena_consistorio_lugares_historia
Ayuntamiento de Llerena./Horst Goertz

La iglesia de Santiago (siglo XV), de menos mérito artístico que la anterior, la construyó el gran maestre de la Orden de Santiago don Alonso de Cárdenas, que yace enterrad en ella. Cerca está el antigua hospital de San Juan de Dios, cuya iglesia, barroca, cuenta con una interesante fachada. El convento de Santa Clara (siglo XVI), fundado por doña Isabel Delgado, viuda de Rodrigo Parrado, comendador de la Orden de Santiago, muestra su iglesia con dos portadas gemelas con arcos, nichos y blasones de los Parrado.

La casa de los Zapata, edificada en el siglo XVI, fue la antigua sede del tribunal de la Inquisición y en la actualidad alberga el juzgado comarcal. Presenta una arquitectura cuidada donde se aúnan diversos estilos: gótico, plateresco, mudéjar. Destaca su pórtico, con columnas y galería superior, y una ventana esquinada. El palacio episcopal, antigua residencia de los maestres de Santiago, tiene una bella portada con vano adentellado decorado con los blasones de la orden. Al final de la calle se alza la iglesia de la Merced (siglo XVII), de estilo barroco, convertida en casa de la cultura.

Llerena también se presenta como un excelso escenario para degustar la cocina extremeña más tradicional. Las sopas doradas y las molineras con cominos y guindas se transforman en gazpachos en los días veraniegos. La liebre guisada y las perdices con salvia compiten con guisos y asados de cordero. Y si quedan fuerzas, el viajero puede proseguir su ruta con otras villas pacenses con un pasado vinculado a alguna de las órdenes militares que brillaron en la Edad Media, como Jerez de los Caballeros o Zafra.

Dónde dormir: Isur Llerna; Doctor Fleming, s/n, 06900 Llerena (Badajoz); teléfono: 924870669; info@hotelisur.com.

Dónde comer: Restaurante Brasería Don Pepe; Carretera de la Estación, 1; Llerena (Badajoz); teléfono: 924872553.

Plano Llerena

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

  1. Interesante . Aprendo algo con cada blog todos los días. Siempre es estimulante poder disfrutar el contenido de otros escritores. Desearía usar algo de tu post en mi web, naturalmente pondré un enlace , si no te importa. Gracias por compartir.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *