Home Cantabria Laredo: la partida de Carlos V hacia su retiro de Yuste (Cantabria)
Laredo: la partida de Carlos V hacia su retiro de Yuste (Cantabria)

Laredo: la partida de Carlos V hacia su retiro de Yuste (Cantabria)

0
2

A Laredo, en Cantabria, el avezado viajero no solo acude a disfrutar de la fiesta de las flores, un colorido espectáculo que se celebra desde 1908. De hecho, el municipio norteño es uno de los principales enclaves turísticos de Cantabria por su playa de la Salvé, con cinco kilómetros de finas arenas. Pero Laredo es mucho más. Es historia viva y latente que rezuman muchos de sus rincones.

En Laredo tuvo lugar, en 1556, el desembarco del emperador Carlos V camino de su retiro en el Monasterio de Yuste (Cáceres). El último viaje del emperador, procedente de sus dominios de Flandes por barco, partió de la localidad cántabra hasta la comarca extremeña de La Vera. Aquí arribó el monarca desde su galera Espíritu Santo, y permaneció seis días.

Muralla de Laredo.

Posible asentamiento prehistórico, Laredo debe su importancia a su condición de puerto. Alfonso VIII le otorgó fueros en el siglo XI y, a lo largo de su historia, el municipio ha recibido a importantes personalidades. Aparte de Carlos V, también hicieron acto de presencia aquí su hijo, Felipe II, o su abuela, Isabel la Católica.

Iglesia de Santa María de la Asunción.

Laredo es también una ciudad que ha sufrido unas cuantas desgracias: en 1588 llegaron a su puerto las naves derrotadas de la Armada Invencible que trajeron consigo una terrible peste. Todavía no se había recuperado de un incendio en 1346 y de las pestes de 1348 y 1563.

Además, un brutal saqueo por parte de la flota del arzobispo de Burdeos tuvo lugar en a finales del siglo XVI. El auge de la localidad se produjo en 1960, cuando fue escogida como escenario para rodar la película El Coloso de Rodas, dirigida por Sergio Leone.

Laredo tiene unas playas de excelente calidad./Alpha1003

Laredo cuenta con una intensa historia de la que hablan las entrañables piedras de su Puebla Vieja, que está formada por seis rúas o calles, con las murallas y puertas de acceso y en cuyo interior sobresale, además de numerosas casas blasonadas, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, mencionada en las cantigas de Alfonso X el Sabio, de pórtico renacentista. Posee además, un magnífico retablo flamenco.

La Puebla Vieja, declarada conjunto histórico artístico, se extendió con el tiempo hacia el sur y al otro lado del río Bario en la zona de Arrabal, incluida en el conjunto histórico artístico. Aquí se encuentra la iglesia y el convento de San Francisco, la capilla del Espíritu Santo, la puerta de Bilbao, la casa de Hernando de Talavera y el palacio de Zarauz.

Plaza del Ayuntamiento de Laredo.

La plaza del Ayuntamiento, aparte de albergar la sede consistorial (siglo XVI), cuenta con bellos soportales y balcones, así como un original reloj de sol. Frente a ella se ubica la casa de Familia Mar, mientras que en las inmediaciones se halla el hermoso mercado.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(2)

  1. Pingback: Bitacoras.com

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *