Home Cataluña La Modelo: la cárcel de Companys y El Vaquilla
La Modelo: la cárcel de Companys y El Vaquilla

La Modelo: la cárcel de Companys y El Vaquilla

0
0

Después de más de cien años de historia, la cárcel de La Modelo de Barcelona ha cerrado para siempre. Por sus celdas y entre barrotes de acero han pasado personalidades políticas como Lluís Companys (presidente de la Generalitat de Cataluña de 1934 a 1940), o maleantes callejeros como Juan José Moreno Cuenca, El Vaquilla, en los años setenta del pasado siglo con apenas 13 años.

Enclavada en la zona del Eixample de Barcelona (calle Entença), La Modelo abrió sus puertas el 9 de junio de 1904. Se le dio aquel nombre justamente porque quería hacerle honor, es decir, su objetivo era convertirse en una prisión modelo a seguir.

El lema de su Junta Constructora (In severitate humanitas) ponía de manifiesto una nueva concepción penitenciaria que se fue consolidando entre la sociedad burguesa de aquella época. De acuerdo con dicha concepción, el castigo dejaba de concebirse como venganza o intimidación y pasaba a ser, cada vez más, un mecanismo de reinserción social. ¿Lo conseguiría?

modelo_barcelona
El edificio de la antigua Modelo se encuentra en pleno núcleo urbano de Barcelona./ Pere López

Sin embargo, la prisión fue un símbolo de la represión franquista en Cataluña. También hizo las veces de centro de internamiento de homosexuales perseguidos durante la dictadura.

El conjunto carcelario constaba de una planta radial, con un cuerpo central cubierto con cúpula en el que convergían seis naves. En el cuerpo central estaba el centro de control o panóptico, al que se accedía tras pasar tres esclusas. Contaba con otros edificios anexos que ofrecían diversos servicios: cocina, comedores, almacenes, talleres, economatos, enfermería, geriátrico, capilla, gerencia y administración, escuela, gimnasio y teatro. Junto a la entrada había una sala de espera y locutorios para la visita de familiares a los presos. También existía un jardín y varios patios para el ocio.

carcel_modelo
Galería de la prisión barcelonesa./ Canaan

En La Modelo fue ajusticiado en el año 1974 Salvador Puig Antich, uno de los más destacados representantes del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), una organización que defendía los derechos de los obreros durante la época del franquismo. Fue el último preso español en ser castigado a morir con el garrote vil. Su celda, la 443, es todo un símbolo.

Si el viajero se traslada atrás en el tiempo, podrá conocer que el 8 de agosto de 1908 el anarquista Joan Rull fue el primer condenado con el garrote vil de La Modelo. Por sus celdas han pasado personajes de todo tipo de cariz político. Uno de los primeros fue Francesc Ferrer tras la revuelta acaecida en la Ciudad Condal motivada por el estallido de la Semana Trágica en 1909.

Muchos de ellos estaban vinculados a proyectos independentistas o nacionalistas. El más conocido de todos fue Lluís Companys, que llegó a ser presidente de la Generalitat, acusado de ser abogado republicano.

Con el inicio de la Guerra Civil española, la cárcel de La Modelo, que estaba concebida para albergar poco más de 800 presos, en enero de 1939 ya acogía a más de 2.000. Cuando finalizó la contienda, fueron liberados los internos que eran próximos a Franco.

En sus 113 años de historia solo ha estado vacía en dos ocasiones: al inicio y al final de la Guerra Civil. El 19 de julio de 1936 los presos (851) fueron liberados por los anarquistas. El 23 de enero de 1939, varios centenares de internos fueron conducidos por el Servicio de Información Militar (SIM) a la frontera francesa. Unos fueron liberados y otros fusilados.

modelo_vaquilla
‘El Vaquilla’ ha sido uno de los presos más populares que han estado en La Modelo.

La Modelo fue un presidio en el que existieron miles de presos comunes, pero junto a ellos también había enemigos del sistema, fuera quien fuera el que estaba en el poder.

A finales de la década de los 70 y durante los años 80 del pasado siglo la droga hizo estragos en La Modelo. Sus paredes han presenciado suicidios, muertes por sobredosis, violaciones, sadismo y fugas.

Su preso más famoso no pudo escapar de la prisión barcelonesa, aunque lo intentó con ahínco: El Vaquilla protagonizó en 1984 el mayor motín de esta prisión. Duró seis horas y finalizó cuando los amotinados consiguieron lo que pedían: tres gramos de heroína.

El pasado mes de junio La Modelo cerró sus puertas poniendo fin así a una historia apasionante. Más lugares inesperados que conservan un pasado de lustre que no muchos conocen aparecen de repente en la Ciudad Condal. Uno de ellos es el búnker soviético que el consulado realizó en los sótanos del actual edificio que alberga la sede de Mutua Universal, en la avenida Tibidabo, durante la Guerra Civil.

Dónde dormir: Hotel Soho; Gran Via de les Corts Catalanes, 543-545; 08011 Barcelona (Cataluña); teléfono: 935529610.

Dónde comer: Disfrutar; Carrer de Villarroel, 163; 08036 Barcelona (Cataluña); teléfono: 933486896.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *