Home Internacional Khirokitia (Chipre)
Khirokitia (Chipre)

Khirokitia (Chipre)

0
2

Considerado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el fascinante yacimiento arqueológico de Khirokitia traslada al viajero a una aventura internacional de pasado remotísimo. En concreto al Neolítico de la costa sur de la isla de Chipre. Habitado entre el VII y IV milenio a.C., esta aldea cerrada se ha preservado aislada del mundo exterior, separada de la ribera del río Maroni por un fuerte muro de piedras.

Se trata de la más antigua cultura conocida de Chipre, consistente en una sociedad desarrollada y bien organizada que se dedicaba principalmente a la agricultura, recolectar, cazar y criar ganado, básicamente. Las casas que permanecen aún para disfrute del viajero ávido de la historia más remota de la humanidad se basan en estructuras circulares juntas entre sí (tholos) La parte baja de estos lares es de piedra y alcanza proporciones enormes debido al constante agregado de más capas pétreas.

Khirokitia_chipre-
El poblado neolítico de Khirokitia./Ophelia2

Las divisiones internas de cada choza dependían del uso que se le daba. Tabiques bajos, plataformas de trabajo, descanso o depósito. Tenían hornos para cocinar y calentarse, bancos para sentarse y ventanas. También permanecen columnas que sostenían un piso superior. Al parecer, las cabañas eran como habitaciones, varias de las cuales estaban agrupadas alrededor de un patio abierto, y juntas formaban una sola casa.

Los historiadores coinciden en afirmar que la población de Khirokitia estuvo entre los 300 y los 600 habitantes. Los lugareños neolíticos apenas alcanzan el 1,61 metros de altura (hombres) y 1,51 metros (mujeres). Como curiosidad, tenían la costumbre de aplanar artificialmente la parte occipital del cráneo en la infancia, sobre todo en las mujeres, lo que les daba una braquicefalia bastante acentuada.

Khirokitia
Restos del yacimiento arqueológico chipriota./Ophelia2

La mortalidad infantil era elevada y la esperanza de vida era de cerca de 22 años de edad. A los cadáveres de los difuntos se le enterraba agachados debajo de los pisos de las casas. En algunos casos se les dejaba provisiones, por lo que se cree que dentro de sus propias casas tenían algún tipo de culto a los antepasados.

La aldea de Khirokitia resultó abandonada de repente por causas que todavía se desconocen en torno al año 6.000 a.C. y la isla quedó deshabitada durante más de un millar de años hasta que apareció el siguiente grupo poblacional datado.

El viajero que acuda a Khirokitia podrá ver alrededor de la aldea miles de lascas diseminadas, cantos y pequeños fragmentos de piedra que afloran por el terreno. Desechos de talla, fragmentos de recipientes y utensilios rotos, armas talladas, restos de viviendas… Un mundo de piedra literalmente. Aunque también perduran en el lugar vestigios de vigas de madera, agujas de hueso y hasta algún ídolo moldeado en arcilla.

Choirokoitia,
En el interior de las viviendas de Khirokitia todavía permanecen utensilios que usaban sus pobladores./Kritzolina

Y todavía no se ha descubierto lo mucho que permanece enterrado aquí, como ocurre en Atapuerca y La Sima de los Huesos. La inmensa mayoría del yacimiento está sin excavar. Los arqueólogos se frotan las manos ante el panorama que se les presenta. En el territorio peninsular ibérico, el viajero apasionado por la historia también puede disfrutar de yacimientos de pasado pretérito como Los Millares u Orce, donde se halló un diente de leche fósil de un niño en Barranco León, que está considerado como el resto humano más antiguo de Europa Occidental, con 1,4 millones de años de antigüedad.

Con la llegada del verano, las ganas de viajar al extranjero durante el periodo vacacional se incrementan. Si las posibilidades económicas lo permiten, claro está. Una buena forma de escoger uno o varios destinos internacionales pasa por exprimir la numerosa oferta de viajes a Chipre que abunda en la Red. Los hay a muy buenos precios, adaptados a todo tipo de bolsillos.

Dónde dormir: Centrum Hotel; Pasikratous; Nicosia (Chipre); teléfono: +35722456444.

Dónde comer: Piatsa Gourounaki; Odos Faneromenis 92; Nicosia1011 (Chipre); teléfono: +3577000767.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *