Home Navarra Fuerte de San Cristóbal (Navarra)
Fuerte de San Cristóbal (Navarra)

Fuerte de San Cristóbal (Navarra)

0
2

La mayor fuga de presos de la historia de España tuvo lugar en esta fortaleza de aspecto imponente que está declarada Bien de Interés Cultural. De los casi 800 presos republicanos que huyeron de sus paredes el 22 de mayo de 1938, 221 cayeron en el intento muriendo a tiros. 585 fueron capturados. La segunda parte del plan, la huida, fracasó de manera estrepitosa, pero el arrojo y valor que mostraron aquellos hombres bien merecen el recuerdo del viajero que por unos momentos contempla desde la distancia la magnificencia de una colosal tumba abandonada y cubierta ahora por densa vegetación.

En su interior se agolpaban víctimas de la represión franquista 2.497 reclusos, casi todos republicanos. Muchos de ellos planearon huir a Francia. En concreto, fueron 795 presos descalzos y hambrientos los que consiguieron escapar del fuerte humillando a la autoridad militar. La fuga, planificada durante meses entre un pequeño grupo de reclusos, se ejecutó según lo previsto. Los protagonistas utilizaron el esperanto para poder comunicarse entre ellos sin ser entendidos por los demás.

fuerte_san_cristobal
Entrada al Fuerte de San Cristóbal./Jorab

No obstante, uno de los guardias del fuerte consiguió escapar y se dirigió a Pamplona para pedir refuerzos, lo que impidió que la evasión fructificara con éxito. Solo tres presos consiguieron llegar a Francia. Catorce de los 17 promotores de la fuga fueron condenados a muerte y fusilados en público en el centro de Pamplona, el 8 de septiembre de 1938, tras un consejo de guerra.

El fuerte fue levantado en el siglo XIX, aunque pasó a la historia en el XX. De 160.000 metros cuadrados, originariamente tomó el nombre de Fuerte de Alfonso XII, pero ya casi nadie recuerda tal denominación. La idea de su construcción se concibió para defender Pamplona tras la última Guerra Carlista. Pero cuando se terminó en 1919 ya se quedó obsoleto con la aparición de la aviación. Erigido esencialmente en piedra del propio monte Ezcaba y ladrillo rojo, la fortaleza estaba equipada para que su guarnición, de unos 1.100 hombres, pudiera resistir un asedio de hasta cuatro meses.

fuerte_cristobal_lugares_historia
Imponente aspecto de la fortaleza que se convirtió en prisión.

Luego se convirtió en prisión penal militar de 1934 a 1945, lo que obligó a levantar muros de separación entre las dependencias carcelarias y las de los guardias. Las condiciones de vida en esta reconvertida cárcel eran pésimas; las palizas, la falta de alimentos, la higiene e insalubridad se tornaban habituales, con muertes de presos que provocaron protestas y levantamientos a nivel nacional.

En febrero de 1936, tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones al Gobierno de España se decretó una amnistía para los presos políticos, de los que 400 estaban en el fuerte de San Cristóbal. El golpe militar de julio de 1936 convirtió a Navarra en un dominio territorial de los sublevados, por lo que el fuerte volvió a llenarse de reclusos. A muchos de ellos, sobre todo navarros y riojanos, se les anunciaba que quedaban libres y cuando iniciaban el descenso del monte eran abatidos.

entrada_fuerte_cristobal
Pasillo exterior del fuerte./Jorab

En la actualidad, el fuerte es un gran cementerio pétreo de fosas en el que yacen los cuerpos de 207 fugados y cerca de 400 presos a los que no fusilaron, pero dejaron morir. Las brigadas donde vivían los presidiarios son ahora agujeros helados y húmedos en los que apenas se atisba la luz del día. Las paredes, mientras, permanecen repletas de dibujos inmortalizados por aquellos presos ilustres que tuvieron un sueño: cuentas, calendarios, trozos de pan o mapas de España que señalaban Francia.

Las fortalezas militares que antaño en nuestra historia sirvieron para la defensa de los territorios y el freno de las acometidas de los enemigos, como también es el caso del Fuerte de la Concepción (Salamanca), impresionan por las dimensiones de sus construcciones. Una buena parte de la historia de España se ha forjado desde sus pasadizos, muros, baluartes, taludes, fosos, puentes levadizos o escudos reales. Otro fuerte, el de San Francisco (Guadalajara) se convirtió además en monasterio y convento.

Dónde dormir: Abba Reino de Navarra Hotel; C/ Acella, 1; Pamplona (Navarra); teléfono: 948177575.

Dónde comer: Café Iruña; Plaza del Castillo, 44; Pamplona (Navarra); teléfono: 948222064.

mapa fuerte san cristobal

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *