Home Andalucía Fuenteovejuna, todos a una (Córdoba)
Fuenteovejuna, todos a una (Córdoba)

Fuenteovejuna, todos a una (Córdoba)

0
0

Antes de que en Sicilia se hablara de la omertà (el silencio) y de que en todos los países oprimidos de la Tierra la gente gritara por las calles que el pueblo unido jamás será vencido, en una villa de Andalucía sus vecinos acuñaron una frase que ya es un eslogan de la unidad y la solidaridad de los oprimidos contra los opresores: “Fuenteovejuna, todos a una”.

Fue en el año 1476, cuando alguien mató al comendador del pueblo, un tal Fernando Gómez de Guzmán al que se le atribuían abusos y excesos de todo tipo, aunque el suceso no sería inmortalizado hasta muchos años después cuando en 1614 Lope de Vega escribió la obra inspirada en ella. Ocurrió en Fuente Obejuna, un pueblo de poco más de 5.000 habitantes situado en la provincia de Córdoba.

Aunque, a decir verdad, los sucesos no ocurrieron como Lope nos cuenta en su obra. Al menos, no exactamente. Ni siquiera el nombre del pueblo es el de la realidad (este se escribe separado y con b en lugar de v: Fuente Obejuna), lo que se explica seguramente porque Lope escribía de oídas y ni siquiera llegó a estar nunca en la popular villa cordobesa.

Los hechos reales nos transmiten que el móvil de la revuelta fue la rivalidad entre Córdoba y la Orden militar de Calatrava, a la que pertenecían Fuente Obejuna y todo su término, y de fondo las injusticias sociales. Mientras, en la comedia de Lope de Vega es una cuestión de honor (una mujer ofendida) la que lleva a los vecinos de la villa a levantarse contra el comendador. Como también es fruto de la imaginación de Lope el que se presente a aquel enfrentado a los Reyes Católicos por su apoyo en sus aspiraciones dinámicas a la Beltraneja, lo que justificaría que aquellos dejaran su asesinato sin castigo.

fuente_obejuna
Representación teatral de la obra de Lope de Vega que ha dado popularidad al municipio.

Seis siglos después de aquellos sucesos, la verdadera Fuente Obejuna sigue orgullosa de la fama que le proporcionaron. Incluso sus vecinos representan cada dos años la obra que les glosó en su moderna plaza mayor, un espacio escalonado de granito cuyo mal gusto comparte con el del panel cerámico que a los pies del Ayuntamiento rinde homenaje a Lope de Vega.

El resto de la villa sigue teniendo el aroma de los pueblos cordobeses y andaluces de su entorno. Se lo da un palacio que domina el caserío por el norte, un gran casón moderno de inspiración catalana de gran belleza formal, así como media docena de edificios que destacan sobre el resto, especialmente vista la villa de lejos: la iglesia parroquial (siglo XV), que ocupa el mismo lugar que el antiguo castillo de la villa; la de la Presentación; el convento de los Padres Franciscanos, y las ermitas que se reparten las cofradías de la Semana Santa.

Fuera de esos edificios, Fuente Obejuna es una villa normal. Alzada sobre una loma, se apiña en torno a su iglesia, dejando que las casas se desparramen por las laderas del altozano hacia la campiña ceramista que rodea encinares y dehesas en las que pastan miles de ovejas y numerosas piaras de cerdos negros que son la joya de la comarca. Fuente Obejuna y las 14 aldeas que dependen de ella son los principales suministradores de cerdo ibérico para las provincias de Córdoba, Huelva y Salamanca.

fuente_obejuna
Ayuntamiento de Fuente Obejuna./Lancastermerrin88

600 años ya del levantamiento que hizo a Fuente Obejuna famosa en todo el país, las estructuras sociales de sus aldeas siguen siendo las mismas de aquellos tiempos, si bien que disimuladas por su progreso económico y su desarrollo. En lugar de pagar sus impuestos al comendador, ahora lo hacen a la Hacienda Pública, y en vez de trabajar para los terratenientes de Fuente Obejuna, ahora trabajan para el Estado.

Recorrer la provincia de Córdoba depara al viajero otros interesantes destinos con historia para conocer. Priego de Córdoba es uno de ellos, así como Montilla, cuna de Gonzalo Fernández de Córdoba, El Gran Capitán. Si el deseo escoge descubrir el pasado judío o árabe del lugar, la recomendación pasa visitar Lucena, la joya de Sefarad. Y en Baena, por ejemplo, el viajero puede encontrar ricos yacimientos y un excelente aceite.

Cómo llegar: Desde Córdoba, a 93 kilómetros de distancia, a Fuente Obejuna se llega por la N-432.

Dónde dormir: Hotel El Comendador; Calle de Luis Rodríguez, 25; 14290 Fuente Obejuna (Córdoba); teléfono: 957585222.

Dónde comer: Restaurante la Bodega; Calle de las Palomas, 49; 14290 Fuente Obejuna (Córdoba); teléfono: 957585145.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *