Home Entrevistas Juan A. Ríos Carratalá: “La sociedad fue cómplice en parte de la felicidad que trató de imponer el franquismo”
Juan A. Ríos Carratalá: “La sociedad fue cómplice en parte de la felicidad que trató de imponer el franquismo”

Juan A. Ríos Carratalá: “La sociedad fue cómplice en parte de la felicidad que trató de imponer el franquismo”

0
0

Durante el franquismo, comediógrafos, cineastas, artistas o periodistas, sin caer en la propaganda del régimen, se sumaron a la creación de una ficción que se presentaba como una alternativa a la realidad de la dictadura, a la realidad de los días sin libertad. El régimen del caudillo trató en España de imponer una felicidad basada en la tergiversación de la realidad.

Usted puede ser feliz: La felicidad en la cultura del franquismo (Ariel) es una de las obras más destacadas de Juan Antonio Ríos Carratalá, catedrático de Literatura de la Universidad de Alicante. Es también autor de varios libros sobre el humor en la España del siglo XX, como Nos vemos en Chicote: Imágenes del cinismo y el silencio en la cultura franquista,Quinquis, Maderos Y Picoletos.

¿Buscó establecer el franquismo una felicidad sustentada en el olvido?
Sí, en el olvido y en la ignorancia. Se trataba de una felicidad sin contenido real a menudo e impuesta a golpe de consigna, pero eficaz como creación de un espíritu colectivo desde mediados de los años cincuenta.

¿Qué mecanismos utilizó para ello?
Los medios de comunicación, todos bajo un férreo control, fueron fundamentales a la hora de difundir esta consigna, pero el cine, la televisión, la música… no le fueron a la zaga sin necesidad de forzar el intervencionismo del Estado.

¿Fue la censura una de las herramientas más eficaces?
La censura se instauró antes de terminar la guerra y fue una pieza clave de la dictadura, sobre todo porque provocaba la autocensura de los creadores y una necesidad, mayoritaria, de congraciarse con el poder político a la hora de concebir las creaciones.

¿Consiguió su propósito?
Sin duda. Hay una tendencia a presentar la censura como una institución caricaturesca, pero la realidad es la de un organismo que desempeñó su papel al servicio de la dictadura con notable eficacia. El control que ejerció fue verdaderamente férreo.

profesor_ua
Juan Antonio Ríos Carratalá es catedrático de Literatura en la Universidad de Alicante.

¿Resultó cómplice una sociedad complaciente con el régimen?
Durante la primera etapa, la de mayor represión, no cabe hablar de complicidad generalizada porque predominó un miedo más que justificado. Todavía tenemos decenas de miles de cadáveres en las cunetas… Sin embargo, durante la etapa desarrollista el franquismo gozó de una considerable hegemonía en todos los ámbitos y contó con la complicidad, interesada, de buena parte de la sociedad. Si no aceptamos esta realidad, nunca podremos comprender la dificultad de muchos sectores para distanciarse definitivamente de la dictadura.

¿Cuál fue el ‘Panem et circus’ de la dictadura franquista?
Hay que hablar en plural, pues son muchas las manifestaciones de todo tipo que cumplen esta función compensatoria durante el franquismo.

¿Qué momento histórico del pasado de España considera más trascendental?
La Guerra Civil, si nos circunscribimos a la etapa contemporánea. No es una casualidad que sea un hecho histórico con una bibliografía similar a la de la II Guerra Mundial.

¿Cuál es el que le gusta más?
Yo vivo en el presente a todos los efectos y, aunque como historiador de la cultura hago numerosas incursiones en el pasado, soy consciente que el mismo a menudo es una dimensión de nuestro presente.

Si tuviera que destacar un lugar con historia de nuestro territorio, ¿cuál sería?
La misma calle donde viví con mi familia, cerca del Mercado Central de Alicante, ya tiene un valor histórico por el bombardeo que sufrió durante la Guerra Civil. Cualquier rincón puede ser motivo de un relato histórico si lo observamos con interés y voluntad de estudio.

Y para escribir un nuevo libro, ¿en qué periodo de nuestra historia lo ambientaría?
Después de dedicar una trilogía a periodistas españoles del siglo XX, ahora estoy a punto de culminar otra dedicada a contar pequeñas y al mismo tiempo significativas historias del franquismo cultural, siempre con el humor como elemento característico de mi mirada crítica.

¿Viajar es un placer?
Si el viaje es virtual o alrededor de la propia cama, no cabe duda. Si es real, depende de muchas circunstancias que no siempre podemos controlar.

carratala_juan_antonio_rios
París es uno de los lugares que más ha marcado a Juan A. Ríos Carratalá.

De todos los lugares que ha visitado, ¿cuál ha sido el que más le ha marcado?
París, por la posibilidad de conocerlo siendo un adolescente y cuando todavía eran perceptibles las huellas de Mayo del 68.

¿Qué lugares recomendaría para visitar sobre todo por su historia?
Aquellos que pudiéramos vincular con nuestra propia historia, que fueran capaces de potenciar nuestra memoria, sin necesidad de aceptar el canon de los lugares habitualmente considerados como históricos.

¿Qué época de España encuentra más atractiva si tuviera que escoger un destino para visitar?
Todos echamos de menos nuestra infancia o juventud y nunca pierdo la oportunidad de ver una película, leer un libro… que me permitan recuperar las imágenes o las sensaciones de estos años sesenta.

¿Considera que España es uno de los destinos más recomendables para conocer por su pasado y patrimonio histórico?
Sin duda. Nuestro país está cargado de historia y solo cabe que, entre todos, procuremos un mayor respeto a ese patrimonio, no solo por motivos turísticos.

¿Nos podría adelantar algún proyecto en el que esté trabajando?
Estoy a punto de entregar a la editorial Un franquismo con franquistas, un ensayo donde abordo semblanzas e historias del franquismo cultural con una perspectiva humorística, sin menoscabo del rigor, que ya utilicé en Contemos cómo pasó (Universidad de Alicante, 2016) para hablar de la España de la etapa desarrollista.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *