Home Edad Antigua Entrevista a Antonio Piñero (historiador y escritor)
Entrevista a Antonio Piñero (historiador y escritor)

Entrevista a Antonio Piñero (historiador y escritor)

0
0

La Biblia y la historia de la religión cristiana no tienen secretos para él. Quizá sea el mayor experto en dichas materias de nuestro país y buena parte del extranjero. Catedrático de Filología Griega en la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Piñero es un auténtico especialista en lengua y literatura del cristianismo primitivo. Investigador incansable y prolífico, Piñero ha editado bajo su puño y letra obras que hacen referencia al judaísmo, al Nuevo Testamento o los Evangelios Apócrifos. Colabora en diferentes medios de comunicación y entre sus libros destacan ¿Existió Jesús realmente?, El Otro Jesús o Guía Para Entender El Nuevo Testamento. Su último trabajo es El trono maldito, que ha escrito en colaboración con José Luis Corral. Ahora aquí, en Lugares con historia, se detiene un momento para charlar sobre las religiones, Jesucristo, la huella que dejó en la Historia o los viajes alrededor del mundo.

¿Existió un Jesús histórico de carne y hueso?
Sin duda alguna. Casi todos los investigadores de hoy día responden afirmativamente. Existió porque el conjunto de ‘pruebas’ o ‘argumentos’ para responder así pesan más que los contrarios. Pero una cosa es la existencia de un personaje histórico y otra, muy diferente, cómo fue interpretado o cómo se transmitió a la posteridad su figura. Ahí puede haber muchos cambios. Quienes defienden la no existencia de Jesús explican el surgimiento de los Evangelios como un intento fraudulento consciente de dar cuerpo a un mito.

Entonces, ¿cómo puede hoy afirmarse racionalmente que Jesús existió de verdad?
El argumento principal es simple: es más racional y sencillo históricamente explicar la existencia del cristianismo con todas sus consecuencias admitiendo que hubo de existir el personaje al que se invoca como fundador del movimiento cristiano, que lo contrario. En efecto, sostener que Jesús fue un puro mito literario y a la vez que ese mito fue el creador, el impulso o el iniciador de un movimiento de tal envergadura como el cristiano es un rompecabezas para un historiador de la Antigüedad al que le resulta casi imposible explicar con verosimilitud histórica este proceso.

piñero-antonio
Antonio Piñero acaba de publicar, junto a José Luis Corral, la novela ‘El Trono maldito’.

Pero no quedan vestigios arqueológicos de su posible existencia…
Naturalmente que no, puesto que Jesús de Nazaret fue durante su vida un personaje absolutamente secundario en la sociedad del Imperio romano. Empezaría a tener trascendencia por sus seguidores unos 300 años después de su muerte. Y si buscáramos testimonios arqueológicos de los personajes de la historia antigua tendríamos que borrar al 90% de los personajes… ¡o quizás más! Un experto, incluso agnóstico, en el cristianismo primitivo y en el siglo I se reiría si se le dijera que busque restos arqueológicos de un sanador y exorcista galileo, un maestro de Ley que acabó crucificado.

Pero, ¿fue el Mesías que considera el Cristianismo?
Naturalmente también, puesto que todo lo que sabemos de Jesús es a través de documentos cristianos, los cuatro evangelios fundamentalmente, que junto con la teología de Pablo de Tarso, que reinterpreta y repiensa a Jesús, son los que forman el mesianismo de Jesús de Nazaret, a veces (o en facetas) con las que el mismo Jesús, como judío que era, probablemente no estaría de acuerdo.

¿Cómo sostiene que pudo ser el proceso de construcción del mito “Jesús”?
Fue más o menos lo siguiente: al principio, un fanático toma de la atmósfera religiosa ya existente en Israel la figura de una divinidad mítica, un salvador como tantos otros, por ejemplo un presunto mesías llamado Josué/Jesús, al que rendían veneración diversos judíos. Luego se proclama como mesías divino, añadiendo el milagro de que ha muerto y resucitado, y se consigue reunir una serie de adoradores. Posteriormente, alguno de éstos (representados literariamente por los escritores evangélicos en nuestro caso) intentan de modo progresivo dar cuerpo humano al mito, otorgándole artificial y legendariamente rasgos cada vez más concretos y atractivos, tomándolos de diversos personajes históricos. A la vez se le añaden atributos de divinidades anteriores, solares sobre todo. Al final de este proceso surge la figura de Jesús de Nazaret…, que en realidad es puramente literaria.

¿Fue Jesús el fundador del cristianismo?
El cristianismo solo nace después de la muerte de Jesús y está imbricado con la figura de su excelso seguidor que es Pablo de Tarso. La situación, pues, respecto a la fundación puede resumirse así: ni fue Jesús el primer fundador, ni Pablo el segundo, por la sencilla razón de que para fundar algo hay que pretenderlo conscientemente, y hoy día es ya consenso común que ni uno ni otro tuvieron consciencia de proponer algo nuevo dentro del judaísmo. Aunque hay que decir que el cristianismo actual se basa sobre muchos pilares y que Pablo no es el único, no es desacertado sostener que este ocupa una posición principal en la cuestión del desarrollo del cristianismo, aunque fuera involuntaria. Por tanto, el cristianismo, como fenómeno posterior al Jesús histórico, no se entiende sin Pablo de Tarso, cierto, pero más como su fundamento y condición que como su fundador estricto.

¿Hizo milagros que fueron reales?
Distingo entre exorcismos y ciertas sanaciones y milagros contra la naturaleza, como multiplicación de los panes, andar sobre las aguas. Calmar una tormenta y resurrección de muertos. Admito las dos primeras clases, porque se explican por causas naturales (hay gente muy dotada y las gentes-masas son muy crédulas) y rechazo por imposibles y no comprobables históricamente los de la última clase.

¿Qué relación mantuvo con María Magdalena?
Según el único texto que poseemos, el único, de la posible relación de María Magdalena con Jesús antes de su crucifixión y muerte (Evangelio de Lucas 8,2-3), lo único que podemos decir que fue: 1º) curada por Jesús de una grave enfermedad; 2º) que junto con otro grupo de mujeres galileas se dedicaban a subvenir a las necesidades de un grupo de varones itinerantes cuya obsesión era predicar la inminente venida del reino de Dios; 3º) No consta ni que tuviera relaciones Jesús con ella, ni que fuera estrictamente discípula, ni que perteneciera al grupo de los íntimos, y mucho menos de los Doce,ni que fuera enviada a predicar, ni que asistiera a la Última Cena, ni nada de nada. Por tanto, no tenemos textos, fiables en algún grado, para decir nada con certeza de la relación de Jesús con María Magdalena.

antonio_piñero
Piñero se muestra convencido de la existencia de Jesucrito.

¿Tuvo descendencia Jesucristo?
No lo sabemos. Ni podemos afirmarlo ni negarlo. Todo el contenido de la vida ‘oculta de Jesús es puramente legendario y fantasioso.

Defínanos, a grandes rasgos, cómo era Jesucristo.
Muy judío, profundamente apegado a su religión, en nada tuvo la idea de fundar una religión nueva. Profundamente religioso, discípulo de Juan Bautista, fundador de un grupo de discípulos itinerantes encargados de predicar la inmediata venida del reino de Dios; maestro autodidacta de la Ley, exorcista y sanador, carismático, poco amigo de los romanos, sedicioso contra el Imperio Romano, profeta y proclamador del Reino. Solo al final de su vida, y probablemente por impulso de sus amigos, se proclamó y actuó como mesías de Israel, pero no como un galileo armado dispuesto a echar por la fuerza de al arma a los romanos de la tierra de Dios, sin un hombre que confiaba en el brazo divino de Yahvé, y sus doce legiones de ángeles, para proclamar el Reino. Si se la obligara a definirse con una palabra, seguramente diría: “Profeta/proclamador del reino de Dios”.

Y respecto a su vida oculta, los años perdidos, ¿qué destacaría?
Nada que sepamos como absolutamente cierto. A priori puede pensarse que estaba especialmente dotado para la espiritualidad y que probablemente era un estudioso de las Escrituras en sus ratos libres de trabajo.

Después de Jesús, ¿qué otro personaje ha influido tanto en el cristianismo?
Naturalmente Pablo de Tarso y sus seguidores.

¿Qué sabemos de los legendarios Magos de Oriente?
Nada; es una pura leyenda. Ni fueron magos en el sentido usual de la palabra, sino en todo caso sacerdotes de la religión persa, tradicionalmente pensada como fundada por Zoroastro.

¿Existieron de veras?
Probablemente no. Los magos son un mero símbolo, tomado por el evangelista Mateo del acervo de leyendas de su comunidad. Como historia teológica significaba para Mateo la plasmación de la idea de que el mesías Jesús no era solo el mesías de los judíos sino del mundo entero.

¿Es la Biblia el libro más importante de la historia?
Sí, al menos para el mundo occidental porque ha conformado toda nuestra cosmovisión, el arte, la literatura, la historia.

¿Qué importancia tienen los Evangelios apócrifos?
Casi ninguna para informarnos sobre el Jesús histórico (salvo quizás algún dicho del Evangelio de Tomás gnóstico) Mucha para informarnos sobre la religiosidad popular de los primeros siglos, de algunas ideas e imágenes populares sobre Jesús, sobre la historia de la Iglesia y de la liturgia.

¿Por qué la Iglesia no los ha reconocido?
Porque no cumplían con los requisitos exigidos: no estaban escritos por los apóstoles directa o indirectamente (según la creencia común); no eran leídos comúnmente en todas las iglesias en los oficios religiosos, estaban compuestos muy tardíamente, era reconocido su carácter legendario; a veces no se acomodaban al depósito de la fe común.

¿Qué es la Fuente Q?
La reconstrucción teórica de un documento escrito en griego que recogía sentencias de Jesús, que debió de componerse hacia el 50 d.C. y que puede reconstruirse comparando los múltiples pasajes en los que Mateo y Lucas coinciden casi al pie de la letra en materiales de la tradición que no se hallan en el Evangelio de Marcos, que es otra de sus fuentes.

Respecto a las reliquias, ¿considera auténtica la Sábana Santa?
No lo sé. Se sale del ámbito en el que me muevo como historiador: siglo I a.C. hasta el siglo II d.C.

¿Qué opinión le merece la Iglesia católica?
Buena y mala. Es una pregunta tan genérica que se necesitaría componer un libro para contestar adecuadamente.

¿Y del uso que ha hecho de la religión a lo largo de su historia?
Bueno y malo. En general, en cuanto se ha salido del ámbito de lo privado ha sido más bien un uso pernicioso en contra de las libertades de las personas.

piñero1
El catedrático trabaja en varios proyectos relacionados con Jesucristo y el cristianismo.

¿Considera que su existencia hoy en día tiene sentido?
Depende de la formación intelectual y de la idiosincrasia de cada uno. Siempre que se mantenga en el ámbito de lo privado y de la no imposición, puede ser indiferente o incluso buena y consoladora para muchos.

Si Jesucristo viviera hoy en día, ¿qué opinión le merecería la actual Iglesia católica?
No se reconocería  a sí mismo como su fundador. Tiene mucho de sus doctrinas, pero normalmente, en cuanto construcción de instrumento de poder está muy alejada de lo que presuponemos el pensamiento del Jesús histórico.

¿Por qué el Estado más pequeño del mundo (Vaticano) ostenta tanto poder?
El poder del Vaticano no es que sea su territorio grande o pequeño, sino los más de mil millones de personas en el mundo, muchas de ellas fuertes económicamente, que se reconocen como católicos y aceptan la autoridad del Papa.

Si tuviera que destacar un lugar con historia de nuestro territorio, ¿cuál sería?
Como símbolo a la vez religioso, político y económico el Monasterio de El Escorial.

Y de los que ha visitado, ¿con cuál se queda?
Con Roma, y a gran distancia de los demás.

¿Qué época de España encuentra más atractiva si tuviera que escoger un destino para visitar?
La actual. Es la mejor con mucho de nuestra historia a veces poco afortunada.

¿Y para escribir un nuevo libro?
Para concentrarme bien necesito soledad. Todo parto intelectual es necesariamente solitario. Y esa la puedo conseguir tanto en Madrid, sin ver a mucha gente, como en Baiona de Pontevedra donde tenemos un pequeño apartamentito.

Cuando viaja, ¿es la historia y el patrimonio del destino que escoge uno de los principales motivos de su desplazamiento?
Fundamentalmente mis viajes han sido realizados por motivos de trabajo o porque son buenos lugares para la navegación a vela de la que soy un fanático. He hecho unas 40.000 millas de navegación a vela en mi vida. Quizás incluso más. He recorrido toda la costa de la Península Ibérica y prácticamente todo el Mediterráneo. Además he cruzado el Atlántico a vela.

¿Considera que España es uno de los destinos más recomendables para conocer?
Rotundamente sí. España es un país riquísimo en monumentos e historia. Por eso, pienso que las autoridades hacen mucho menos que poco por potenciar el turismo monumental e histórico.

¿Utiliza el pasado de los lugares que visita como motivo para dedicarles un libro o escoge otras características?
En líneas generales todos mis libros están guiados por motivos ideológicos, es decir, por las necesidades que veo en España de textos aún sin publicar y aspectos del cristianismo primitivo, de la iglesia primitiva y del Jesús histórico que el público en general ignora.

¿Nos podía avanzar algún proyecto en el que esté trabajando?
Estoy inmerso en cuatro proyectos vivos y en marcha: Ultimar la edición de un Nuevo Testamento en español; ultimar el volúmen IV de los Hechos apócrifos de los Apóstoles; ultimar el volúmen VII de la colección ‘Apócrifos del Antiguo Testamento’, y preparar a largo plazo mi obra, siempre postergada Jesús de Nazaret. Historia y Mito.

Siempre se aprende cuando se escucha a Antonio Piñero. El lector que quiera profundizar en el conocimiento de la historia del cristianismo tiene una buena oportunidad de escuchar esta entrevista radiofónica que le realizaron en Ágora Historia:

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *