Home País Vasco Ekain: el templo rupestre del Paleolítico
Ekain: el templo rupestre del Paleolítico

Ekain: el templo rupestre del Paleolítico

0
0

Ekain es la joya cavernaria del Paleolítico Superior del País Vasco. Cerca de Deva y Cestona, en Guipúzcoa, se abre (ahora el público ve la réplica Ekaninberri, o nueva Ekain) una cueva con pinturas de época Magdaleniense que llevó a André Leroi-Gourhan a decir maravillas de ella, incluso a tildarla de la más perfecta, o completa, palabras mayores cuando existen Lascaux y Altamira.

En 1969, más que un hallazgo, Ekain fue una sonrisa de la fortuna, al aparecer un auténtico templo rupestre, con algunas zonas que se remontan a 30.000 años y con unas excepcionales pinturas. Por ejemplo es de un acabado impactante, con su boca entreabierta, el salmón de medio metro, y las cabras, bisontes, ciervos… Y sobre todo los caballos.

Hasta once equinos hay en una de las paredes de esa gruta que un artista como Jorge Oteyza distinguió significados que le partieron indudables, como lo que llamaba el tótem del hombre-caballo pintado con sangre. Pero no fue así, y se usó manganeso y otros pigmentos.

La cueva de Ekain consta de varias salas y galerías, cada una de ellas tiene unas características propias. 64 de las figuras son pintadas y, el resto, grabadas. En Ekain la primera figura, una gran cabeza de caballo, se encuentra a unos 50 metros de la entrada y las últimas figuras a más de 150 metros.

pinturas ekain
Las pinturas de caballos son los grandes protagonistas en Ekain./ Xabier Eskisabel

Los caballos pintados nos muestran los tipos de equinos existentes al final del Paleolítico: crin corta y erizada, muchos con cebraduras en el cuello y en las extremidades. A veces debían tener la mancha mongólica en el cuello y el hocico claro.

La cueva se divide en diferentes galerías, que han sido nombradas en función de las figuras que albergan: Erdibide, Auntzei, Erdialde, Zaldei, Artzei y Azkenzaldei. Fue un 8 de junio de 1969 cuando Andoni Albizuri y Rafael Rezabal, de la villa de Azpeitia y miembros de la Asociación Cultural Antxieta, descubrieron las impresionantes pinturas de la cueva de Ekain.

Dada la importancia del yacimiento y las características de la cueva, se decidió no abrirlo al público y realizar una réplica de la misma, junto a un equipamiento cultural más extenso que explicara el periodo prehistórico en el que se realizaron las pinturas. Fruto de ese proyecto es Ekainberri, la réplica de la cueva de Ekain. Se halla a la entrada del valle de Sastarrain, 600 metros antes de llegar a la cueva original.

paleoliico ekain
Los contornos de osos también aparecen pintados en Ekain.

En el interior de Ekainberri el viajero pierde conciencia de los límites espaciales. La oscuridad, el sonido y la temperatura le envuelven de tal manera para transportarlo a otra época y lugar. La pasarela, adecuadamente iluminada, invita al visitante a recorrer toda la réplica, descubriendo poco a poco esas imágenes que plasmó el ser humano hace 14.500-10.000 años.

La cueva de Ekain está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco dentro del sitio ‘Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España’. Para ver más pinturas rupestres de calidad histórica en el norte de España, el viajero puede desplazase hasta Asturias y ver las cuevas de Tito Bustillo, otro de los santuarios mundiales del Paleolítico.

Cómo llegar: La cueva de Ekain se encuentra situada en la ladera oriental de la colina del mismo nombre, en el pequeño valle creado por la regata Sastarrain. Se localiza cerca de un kilómetro del municipio de Zestoa, desde donde tiene fácil acceso.

Dónde dormir: Hotel Arocena; C/ Paseo, Paseo San Juan; 20740 Zestoa (Guipúzcoa); teléfono: 943147040.

Dónde comer: Romana Okindegia; Gurutze Kalea, 12; 20740 Zestoa (Gipúzcoa); teléfono: 943147155.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *