Home Edad Antigua Cartagena: la capital de Cartago en la Península
Cartagena: la capital de Cartago en la Península

Cartagena: la capital de Cartago en la Península

0
1

Fundada por Asdrúbal, yerno de Amílcar Barca, en el año 227 a.C. (a la que llamó Qart Hadasht), y conquistada y sometida al poder de Roma por Escipión el Africano apenas veinte años más tarde, en el 209, con ocasión de la Segunda Guerra Púnica (a la que se conocerá como Carthago Nova), el viajero llega a tierras murcianas parta conocer el pasado de la actual Cartagena y seguir así el rastro púnico y del resto de milenarias civilizaciones que la han ocupado. Una maravilla del pasado que debemos visitar.

La ciudad de Cartagena es un enclave estratégico de primer orden desde el principio de la historia. Fue construida sobre cinco colinas (Roma lo fue sobre siete) desde las que se domina el puerto natural, el cual, desde hace unos 6.000 años, ha sido inexpugnable.

Ayuntamiento de Cartagena./ Imagen cedida por Shutterstock

La Cartagena murciana se originó como una gran ciudad organizada alrededor de un puerto de gran valor estratégico, ya en tiempos de los fenicios hacia el siglo VIII antes de Cristo. Una ensenada que casi formaba un lago interior en torno a una península resultaba un fácil y seguro refugio para las naves púnicas, y se convirtió así en el lugar de embarque adecuado para los productos que los cartagineses obtenían de las áreas sometidas a su conquista.

Con la ocupación romana, Carthago Nova se convirtió enseguida en un importante municipio de la provincia Citerior, Tarraconense más tarde y luego Carthaginense, y ostentó en su momento la capitalidad del homónimo convento jurídico. Desde la urbe se exportaban el mineral de las minas cercanas, el garum, esparto y vino.

Saqueada por los vándalos en 425, transmutó en una floreciente ciudad visigoda con amplia tradición romana. A mediados del siglo VI, en tiempos de Justiniano, acabó siendo una posesión bizantina con el nombre de Cartago Spartaria. Pasó a manos cristianas, definitivamente, en el año 1245, cuando fue conquistada por el rey castellano Fernando III el Santo.

Hoy día, Cartagena sigue siendo una población importante, con un puerto de primer orden y unas hermosas costas. La localidad murciana se ha remozado y se ha puesto guapa.

cartagena_romana
El teatro romano de Cartagena resulta de obligada visita./ Imagen cedida por Shutterstock

Para entrar en ambiente, el viajero podrá comenzar su recorrido por la calle Mayor, con sus magníficos edificios modernistas (Casa Cervantes, de 1900; Gran Hotel, de 1916…) que dan lustre a la ciudad burguesa que fue, de altos funcionarios de Marina y de técnicos y personal de las minas de la Unión. Llama la atención la suntuosidad estética y visual que alcanza el Ayuntamiento, cuya construcción finalizó en 1907.

Explorado el centro hasta la puerta de Murcia (antigua de la muralla), o incluso más allá, es conveniente alterar el rumbo para conocer la historia de la ciudad de la mar, el mejor puerto natural del Mediterráneo que determinó una acumulación de historia. Allí se puede admirar la ajardinada explanada de los Héroes de Cavite, presidida por el monumento erigido como homenaje a los combatientes de Santiago de Cuba y Cavite durante el llamado ‘desastre del 98’.

En un paseo por la zona antigua, paralelo a la dársena del puerto, el viajero podrá admirar la muralla de Carlos III (el gran constructor de la ciudad), el Museo Arqueológico Submarino, con sus jardines adornados por el genuino submarino de Isaac Peral (1888), el teatro romano, magníficamente acondicionado por el arquitecto Moneo, y el anfiteatro romano (siglo I). Estos dos monumentos se ubican en opuestas laderas del monte del Castillo de la Concepción, que es, todo él, zona arqueológica, desfigurado de tanta ilustre piedra como contiene.

Desperdigados por la ciudad hay más hallazgos de la urbe antigua: muralla bizantina, muralla púnica, augusteum (edificio de carácter religioso) y la zona arqueológica del cerro del Molinete. Aquí, hace 22 siglos se levantó un gran palacio en las laderas, hoy cubiertas de maleza y escombros, el conocido como Palacio de Asdrúbal, durante la ocupación púnica del sureste peninsular. Este área de 25.000 metros cuadrados, hoy día céntrico, en pleno Casco Histórico, forma parte del Conjunto Histórico-Artístico de Cartagena.

Los restos de la muralla cartaginesa (siglo II a.C.) se han musealizado gracias a un Centro de Interpretación (C/ San Diego, 25). La visita, que dura unos 45 minutos, recorre 30 metros de longitud, e incluye la cripta funeraria de una ermita del siglo XVI.

Aparte del mencionado teatro y de la muralla púnica, podemos encontrar restos romanos diseminados por toda la ciudad: varias calzadas, domus, diversos edificios públicos, el anfiteatro bajo la actual plaza de toros, columnatas, mausoleos y una necrópolis, bajo la sede del actual Museo Arqueológico Provincial (C/ Ramón y Cajal, 45).

playa_cartagena
Cala Cortina es una de las playas que ofrece Cartagena al bañista./ Imagen cedida por Shutterstock

Cartagena no es solo historia y patrimonio. La localidad murciana se considera también un destino turístico por la calidad de la costas y playas que se suceden en su término. De hecho, este año Cartagena ha obtenido cinco banderas azules y ha sido elegida como la tercera mejor zona para veranear en España.

El primer galardón ha sido otorgado por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) donde este año ha concedido el distintivo de Bandera Azul a un total de 684 litorales de nuestro país. Que se dice pronto. El segundo galardón ha sido otorgado por GoEuro, el buscador que compara y reserva trenes, autobuses y vuelos en toda Europa. Tras analizar varias variables, GoEuro creó una clasificación con las 27 mejores ciudades para unas vacaciones de verano. Aparte de Cartagena, son varias las ciudades costeras que disfrutan de más de cinco banderas, como Valencia con siete (la mejor zona de playa de 2017), Barcelona, Marbella o Torrevieja.

cartagena_puerto
El Puerto de Cartagena es otro de los reclamos patrimoniales que ofrece Cartagena./ Imagen cedida por Shutterstock

Cartagena, junto a la localidad gallega de Arteixo, encabeza la lista por ser las zonas de playa más económicas para disfrutar las vacaciones de verano. Para ello se han tenido en cuenta aspectos como el precio medio del alquiler de un apartamento, el de un menú del día en un restaurante de nivel medio y la media del precio de una cesta de alimentos básica.

Cerca de la costa regresamos para conocer el complejo defensivo de Castillitos, a las puertas del estratégico puerto y sobre la cresta de Cabo Tiñoso; una atalaya natural desde la que un grupo de baterías, con gran alcance de disparo, conjuraron cualquier peligro de agresión naval durante la Guerra Civil. Hoy declarado de Interés Cultural, es un lugar sobrecogedor y lleno de sorpresas, un espacio donde entender un poco mejor nuestra historia reciente.

Dónde dormir: Los Habaneros; Calle San Diego, 60; 30202 Cartagena (Murcia); teléfono: 968505250.

Dónde comer: La Catedral; Plaza Condesa de Peralta, 7; 30202 Cartagena (Murcia); teléfono: 868066558.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *