Home Internacional Cartagena de Indias (Colombia)
Cartagena de Indias (Colombia)

Cartagena de Indias (Colombia)

0
2

Siglos de historia envuelven la monumental ciudad colombiana de Cartagena de Indias. Museos, edificaciones centenarias, turgentes playas y una animada oferta de ocio son solo algunos de los grandes atractivos que presenta este hermoso rincón latino que no en vano está considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El pasado de Cartagena de Indias transporta al viajero a la época colonial española poblada por conquistadores, mestizos, esclavos, indígenas o piratas de todo pelaje y condición. Resultó ser una ciudad clave para el Imperio español de los Austrias.

Su origen data de 1553, cuando la ciudad fue conquistada por el madrileño Pedro de Heredia el 1 de junio, quien bautizó la ciudad a semejanza de la bahía de la Cartagena española. La posición estratégica de la urbe como puerto marítimo y comercial de primer orden pronto levantó la codicia de ingleses, franceses y holandeses.

Por lo que apremió la protección y defensa de Cartagena con el levantamiento de fortificaciones a su alrededor contra el enemigo en armas, como el Fuerte del Boquerón (ubicado donde hoy está el Fuerte de San Sebastián del Pastelillo), en pleno siglo XVI. No obstante, Cartagena de Indias no puedo evitar el asedio al que fue sometida por el Barón de Pointis a finales del siglo XVII.

cartagena_indias_lugares_historia
Una bella panorámica de Cartagena de Indias./Norma Gòmez

La ciudad se armó de lo lindo: erigió dos baterías en cercanías de los baluartes de Santa Catalina y San Lucas, donde hoy está El Cabrero, que protegían el acceso por tierra desde el norte; dos baterías más se levantaron en Punta Icacos, que defendían la entrada por el sur; y dos baterías más en el sitio que hoy ocupa el baluarte de Santo Domingo para proteger el acceso frontal desde el mar y desde la península de Bocagrande.

Los continuos ataques del corsario Francis Drake obligaron a la Corona española a mejorar aún más el proyecto de fortificación; para ello contrató al ingeniero italiano Bautista Antonelli, quien convirtió a Cartagena de Indias en la plaza mejor fortificada de América, con 11 kilómetros de murallas.

El gran militar y navegante español Blas de Lezo, que era cojo, tuerto y manco, fue el defensor clave de Cartagena de Indias frente al ataque inglés de 1741. El genio estratega de Lezo otorgó la victoria final española pese a una apabullante desventaja numérica.

El sitio de las tropas del almirante inglés Edward Vernon, con una escuadra compuesta por 186 navíos y 31.400 hombres, se había convertido en la flota más grande reunida hasta entonces y que no sería superada hasta el Desembarco de Normandía. Los españoles, con apenas seis navíos y 3.000 hombres, humillaron a los ingleses y les provocaron entre 8.000 y 11.000 bajas.

Castillo San Felipe de Barajas./Martin St-Amant
Castillo San Felipe de Barajas./Martin St-Amant

La presencia española reforzó su labor con la llegada del Santo Oficio de la Inquisición, que extendió la misión evangelizadora hasta que la ciudad se independizó, circunstancia que sucedería el 11 de noviembre de 1811, hoy fiesta nacional de Colombia. La Guerra de la Independencia española marcó el comienzo del declive de la que se había convertido en la capital virtual de la Nueva Granada, un virreinato del Imperio español establecido por la Corona en la última fase de su dominio del Nuevo Mundo.

El itinerario del viajero puede partir del centro amurallado que protege el centro histórico de Cartagena de Indias. Las calles y la peculiar arquitectura colonial presente en sus edificios de carácter civil, militar o religioso muestran la evolución experimentada a través de los años, desde su fundación, en el siglo XVI, hasta la actualidad.

Templos cristianos como las iglesias de la catedral y la popa, la parroquia de San Pedro Claver o la bóveda Santa Clara pueden completar una jornada inolvidable repleta de historia y patrimonio a raudales. Tras la excursión llega la calma. Una exigente jornada en Catagena de Indias merece un descanso no menos agradable.

La oferta de alojamiento en la ciudad colombiana, hoy abierta al turismo, es amplia y variada, y se acomoda al presupuesto de cualquier bolsillo; se puede reservar si se mira bien con antelación y aprovechando una gran variedad de descuentos. Haz click aquí.

Recorrer Cartagena de Indias en bicicleta es la mejor forma de visitar la ciudad. Con este tour guiado en español descubrirás los principales lugares del puerto más importante de Colombia.

plaza_cartagena_colombia
Plaza Torre del Reloj./Kamilokardona

Otro gran motivo de interés en la ruta del viajero le conduce hasta el castillo de San Felipe, una imponente fortaleza levantada por los conquistadores españoles hace más de 500 años como vigía de la ciudad repleto de cañones y puerta de entrada a la misma.

Cartagena de Indias alcanzó su máximo desarrollo en tiempos del Imperio español. Fruto de aquella época histórica en la que nuestro país dominó buena parte del mundo conocido son algunos otros destinos con historia que recomendamos, como el Monasterio de El Escorial, la obra arquitectónica cumbre de Felipe II, o el de Yuste, donde aguardó sus últimos días su padre y antecesor en la Corona española, Carlos I.

Dónde dormir: Hotel Cartagena Plaza; Bocagrande Carretera 1ra No 6-154; teléfono: (+57-5) 6654000.

Dónde comer: Anandá; Centro Calle del Cuartel No. 36-77; teléfono: (+57-5) 6644452.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(2)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *