Home Edad Antigua Augustobriga: una ciudad romana bajo las aguas
Augustobriga: una ciudad romana bajo las aguas

Augustobriga: una ciudad romana bajo las aguas

0
0

Tierra de vettones, una tribu prerromana que nos ha legado un número nada desdeñable de castros y la cultura de los verracos, los restos del pasado romano de Talavera la Vieja evocan el pasado glorioso de Augustóbriga, una de las urbes más destacadas que tuvo Hispania.

El viajero pone rumbo al norte de la provincia de Cáceres, antes de llegar a Salamanca, para recorrer un territorio que fue celta antes de su romanización. Cerca de Navalmoral de la Mata, a través de la A-5, al cruzar el Tajo a unos 15 kilómetros podrá ver en su margen izquierda los románticos restos de la curia romana de Talavera la Vieja, que fueron desplazados de su lugar de origen, en Talaverilla, para que no fueran anegados por el embalse de Valdecañas en 1963. Sus restos son visibles en tiempos de sequía.

La añorada Augustóbriga ofrece una estampa hermosa, la de un bello pórtico romano del que sobreviven el podio completo y seis grandes columnas estriadas con capiteles corintios unidas por un arquitrabe, cuatro al frente y dos más a los laterales. Sobre las dos centrales hay un arco. El viajero que se tope con esta colosal arquitectura de la Antigüedad no se quedará indiferente al contemplarlo. Es el único pórtico de curia que se conserva en todo el mundo romano.

Guarda similitudes con el templo de Diana de Mérida, la Emerita Augusta romana. Se conserva íntegro su basamento de piedra granítica de 20,43 metros de largo por 11,55 metros de ancho, así como su pavimento de grandes losas. Faltan los muros de la sala.

curia_augustobriga
Pórtico de la curia de Augustóbriga./ eduardo alonso carrion

La localización e identificación de la ciudad romana de Augustóbriga ha planteado un importante debate historiográfico. A pesar de ser mencionada en varias fuentes clásicas, su ubicación ha sido largamente discutida. Primero Ceán Bermúdez en 1832 la situó en el pueblo cacereño de Villar del Pedroso, atendiendo a la inscripción con el epitafio de Flavia Rufina en la que aparecía el nombre de la ciudad.

El hallazgo en Talavera la Vieja de este epígrafe que mencionaba al Senatus Populusque Augustobrigensis, permitió relacionar este pueblo con la romana Augustóbriga. El redescubrimiento de Talavera la Vieja se produce en los siglos XVIII y XIX. La ciudad tuvo un alto grado de romanización en el siglo I. Aparece en la vía de comunicación que iba desde Augusta Emerita hasta Toletum (Toledo)

Augustóbriga obtuvo la ciudadanía romana el año 74, con Vespaisano. Según Plinio, se trataba de una ciudad sujeta a tributo y gozó del derecho latino desde el sigo I. En el siglo II se debió construir la columnata de los Mármoles; más tarde, en el siglo III, se edificaron sus murallas. Se han catalogado más de 31 inscripciones, se han hallado numerosos restos y un mosaico que por la inundación no se pudo recuperar, quedando bajo las aguas en las termas.

talaver_augustobriga
Columnas romanas de la Augustobriga romana./ elpaisquenuncaseacaba.blogspot.com

La llegada musulmana al mundo visigodo marca el final de la ciudad, que paulatinamente fue perdiendo importancia y se abandonó en favor de una posición más defensiva y estratégica como el poblado de Alija.

Al volver sobre nuestros pasos nos desplazaremos hacia el noroeste, pasando Plasencia, para visitar la localidad de Segura de Toro, bello lugar donde el viajero podrá encontrar un puente parcialmente caído con restos de una calzada al parecer de pasado romano. Merece la pena el desplazamiento para disfrutar de las vistas de la Sierra y del Valle del Ambroz desde el pueblo.

Dónde dormir: Hotel Arador; Prol. Av. Virgen de Guadalupe, 0; 10320 Bohonal de Ibor (Cáceres); teléfono: 927574419.

Dónde comer: Restaurante El Yedrón; Av. de Extremadura, 22; 10440 Aldeanueva de la Vera (Cáceres); teléfono: 661202994.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *