Home Aragón Alcañiz, capital de la Orden de Calatrava (Teruel)
Alcañiz, capital de la Orden de Calatrava (Teruel)

Alcañiz, capital de la Orden de Calatrava (Teruel)

0
1

Por su situación estratégica, la Orden de Calatrava escogió Alcañiz como centro de operaciones. Su castillo, donde se alza el parador, es el símbolo que mejor ilustra el paso de sus caballeros por estas tierras, en los límites del Maestrazgo de Aragón. Bañada por el río Guadalope, esta ciudad turolense nunca pierde la calma.

Erigido sobre la cumbre de la loma Pui Pinos, el castillo-convento de Alcañiz fue contruido entre los siglos XII y XIII. Pero la fecha clave de la historia del municipio fue el año 1179, cuando se convirtió en sede de la Orden de Calatrava.

Desde casi cualquiera de sus rincones se domina la comarca del Maestrazgo, que se expande entre las provincias de Castellón y Teruel y que debe su nombre a los míticos maestros y caballeros templarios que en su día la habitaron.

Para acceder al recinto hay que tomar, a sus pies, el pronunciado camino de ronda y cruzar el robusto arco de entrada que, siguiendo el esquema de las fortificaciones islámicas, se dispone perpendicularmente al muro.

La visita puede comenzar en su parte más moderna hasta llegar a las dependencias más antiguas, que se remontan a los siglos XII y XIII: la capilla, el claustro y la torre del homenaje, donde se aprecian en la pared escenas de la conquista de Valencia por Jaime I. También el claustro, aunque peor conservadas, ofrece restos de estas pinturas.

Murales góticos, un sepulcro plateresco y una fachada barroca son los principales elementos artísticos que conserva el parador que aquí se emplaza. Destaca, asimismo, un campanario-sacristía y, en la zona sur, un espacio que fue reconvertido en palacio en el siglo XVIII (de las Comendadoras)

Las calles de Alcañiz nos recuerdan un pasado de esplendor, que se intuye ya en la plaza de España, centro neurálgico desde la que se puede realizar, antes de ascender al Castillo, una visita monumental que debe pasar, de forma obligada, por la Lonja, del siglo XV, y el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVI.

La vecina ex colegiata de Santa María la Mayor, de estilo barroco, encabeza la lista de templos de interés, de la que también forman parte la Iglesia del Carmen, el Santuario de la Virgen de Pueyos y la Iglesia de Santo Domingo, cuyo interior encierra una sorpresa de nombre Atrium, un innovador espacio de historia que ofrece un recorrido multimedia por el legado artístico cultural de la ciudad.

De nuevo, para deleitaros con las maravillas de Alcañiz, os dejo un nuevo vídeo, en esta ocasión sobre el Parador de Alcañiz.

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *