Home Aragón Albarracín, uno de los pueblos más bellos de España
Albarracín, uno de los pueblos más bellos de España

Albarracín, uno de los pueblos más bellos de España

0
4

Considerado uno de los pueblos más bellos de toda la geografía española, Albarracín, en la provincia de Teruel, sumerge al viajero que la visita en un entramado medieval de bella factura y en un conjunto urbano declarado Monumento Nacional, rodeado por el río Guadalaviar y capital de la sierra a la que da nombre dentro del Sistema Ibérico.

Celtas, romanos y árabes han ocupado estas tierras. Con la invasión musulmana llegó aquí un grupo berberisco de la tribu de los Ibn-Racin, que le dio su nombre de villa. La disgregación del califato de Córdoba del que dependía produjo su independencia como reino taifa musulmán.

Amparado inicialmente a la sombra del castillo, que se alza sobre un peñasco, Albarracín ya contaba desde el siglo X con una muralla que lo encerraba y separaba del entorno. Hoy sobreviven algunos restos, como el torreón del Andador, la alcazaba y la torre del Agua.

Entre sus muestras de arquitectura popular destacan la casa de la Julianeta, la casa del Chorro y la casa de la calle de Azagra. También merece la pena nombrar la casa de la Comunidad, rehabilitada hace algunos año.

Tras el fracaso de conquista por parte de Jaime I en 1220, es Pedro III de Aragón quien la incorpora a la Corona de Aragón en 1300. Fruto de su lustroso pasado, la hermosa localidad aragonesa tiene abundantes monumentos diseminados por todo su casco histórico, que está emplazado sobre las faldas de una montaña.

Entre ellos sobresalen la Iglesia de Santa María, la Catedral del siglo XVI (en la que poder admirar el retablo de San Pedro, el retablo Mayor y el Museo Diocesano), el Palacio Episcopal, algunas mansiones señoriales como la de los Monterde y una peculiar arquitectura popular donde destacan la casa de la Julianeta, la casa de la calle Azagra, la plaza de la Comunidad y la pequeña y evocadora Plaza Mayor.

De Teruel se va a Albarracín por la carretera de Zaragoza, pro a los pocos kilómetros hay que tomar la A-152, a la izquierda, para llegar a la villa. Se trata de una de las localidades aragonesas y, por extensión españolas, más visitadas.

Pero el encanto de Albarracín está sobre todo en el trazado de sus calles adaptadas a la difícil topografía del terreno, con escalinatas y pasadizos y en el conjunto de su caserío de muros irregulares, de color rojizo, con entramado de madera, en difícil equilibrio, con aleros que se tocan.

La provincia de Teruel, pese a ser esa gran desconocida, conserva muchas joyas históricas y patrimoniales que el viajero puede visitar si prolonga su estancia. Alcañiz, centro de operaciones de la antigua Orden de Calatrava por su estratégica situación, está cerca de Albarracín. Y si quiere conocer parte de la fabulosa vida de El Cid Campeador, puede desplazarse hasta El Poyo del Cid.

No puedo dejar escapar la ocasión de mostraros un nuevo vídeo que resume algunos de los encantos de este bello pueblo con historia que es Albarracín. De obligada visita:

 

Javier Ramos Soy periodista y experto universitario en protocolo. He trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora ejerzo labores de community manager, colaboro en blogs y publicaciones digitales. Autor del libro 'Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma'.

Comment(4)

  1. Pingback: Bitacoras.com

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *